Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:PEKÍN 2008 | Ciclismo en pista

Pocos pero buenos

Los 'pistards' españoles son minoría, cuentan con pocas instalaciones y se han forjado compitiendo en el extranjero

El velódromo español ha fabricado ya ocho medallas olímpicas. La de Leire Olaberria es la primera para una pistard. "No estaría mal que este triunfo sirviera para que en adelante se preste un poco más de atención al ciclismo femenino, que está un poco huérfano desde que se fue Joane Somarriba. La pista no tira mucho a los jóvenes y, sin embargo, es una especialidad muy divertida", sostiene la guipuzcoana horas después de conquistar el bronce.

El ciclismo en pista se practica en España casi en familia. Especialmente, el femenino. En los campeonatos nacionales, la inscripción total es de unas 30 corredoras y en la prueba de puntuación, la que ganó Leire, suelen competir entre 10 y 12. "Muchas son de carretera que, ocasionalmente, practican también la pista", explica Leire.

El seleccionador español, Didac Navarro, trabaja con tres ciclistas: Gema Pascual, Débora Gálvez y Leire. En España existen bastantes velódromos, pero sólo en dos la pista es de madera, la que se utiliza en los Campeonatos del Mundo y los Juegos. Son los de Barcelona y Palma de Mallorca. La selección española suele trabajar en el de Palma o en el de Valencia, de cemento, debido a que el de Barcelona es descubierto y, cuando tienen que efectuar trabajo fuera de la pista, sus carreteras colindantes no son muy adecuadas para rodar.

"Vi a Leire en unos Campeonatos de España en 2004 y le comenté que no se preocupase porque la integraría en el equipo nacional", recuerda Navarro; "es la única forma de progresar: competir fuera de España, en la Copa del Mundo. En este último año lo hemos hecho de manera más intensa porque la clasificación para los Juegos así lo exigía". Es en esas competiciones en las que los ciclistas alcanzan su mejor nivel y conocen a los que pueden ser sus máximos rivales, algo fundamental en pruebas de este tipo.

Eugenio Bermúdez, jefe del equipo olímpico español, se congratula junto a Leire de los resultados obtenidos por el ciclismo español en Pekín. "En todas las pruebas en las que hemos participado hemos conseguido medalla o estado entre los ocho primeros clasificados".

Tras los metales de Samuel Sánchez, Joan Llaneras y Leire Olaberria, el ciclismo suma ya 13 en toda la historia de los Juegos y se sitúa como el segundo deporte español con más podios, tras los 16 logrados por la vela. "El ciclismo español, en general, tiene buena salud a pesar de que sufra algún tropezón de vez en cuando", concluye el presidente de la federación, Fulgencio Sánchez; "en España, la pista no brilla como en otros países, pero se está trabajando para poder estar en estas competiciones internacionales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de agosto de 2008