Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La responsable de juzgar la violencia de género reclama más medios

La presidenta de la sección 27 de la Audiencia Provincial especializada en violencia sobre la mujer, la magistrada María Tardón, reclamó ayer que se habiliten más órganos judiciales en Madrid para atender los casos de violencia machista. "Los Juzgados están ya saturados de denuncias nada más nacer", señaló. Tardón también considera urgente ampliar los equipos de apoyo psicosocial que permitan detectar los casos que pasan inadvertidos y ofrezcan mejor atención a las maltratadas.

La sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid tiene una lista de espera de cuatro meses para estudiar los recursos de apelación en casos de violencia contra la mujer. Tardón explicó ayer que trabajan incluso los fines de semana y no dan abasto. La magistrada, que ayer participó en el seminario Medios de comunicación, administraciones públicas y violencia de género, celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, reclama "desde hace más de un año" que se abra una nueva sección especializada en este tipo de delitos que solucionaría, a su juicio, el atasco de expedientes.

La habilitación de nuevos juzgados fue una de las reclamaciones que hizo la Comunidad de Madrid en su reciente reunión con la ministra de Igualdad, Bibiana Aído. La directora general de la Mujer, María José Pérez Cerejuela, pidió órganos judiciales dedicados en exclusiva a la violencia de género "para que no se sature tanto la causa civil", es decir, las separaciones, divorcios, custodia de los hijos y régimen de visitas.

Una negación frecuente

Tardón lamentó "la frecuencia" con la que las víctimas de violencia machista niegan haber sido maltratadas, en relación con el caso de Jesús Neira, el hombre agredido mientras intentaba socorrer a una mujer que era golpeada por su pareja. "El caso de mujeres a las que les cuesta reconocer que son víctimas de violencia de género es muy habitual", añadió Tardón.

La magistrada explicó que no contemplan una posible reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que impida a las mujeres negarse a declarar contra sus parejas porque "las asociaciones de abogadas se oponen fieramente". Según Tardón, el motivo es que algunas víctimas "preferirían que se las acusara de falso testimonio en caso de tener que declarar antes que su agresor fuera condenado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de agosto de 2008