El Dalai Lama afirma en París que China no acata la tregua olímpica

El Gobierno francés evita recibir al líder espiritual tibetano

El Dalai Lama se reunió ayer con una treintena de parlamentarios franceses en un despacho del Senado y sin que pudiera asistir al acto ningún periodista. En el transcurso del encuentro, el premio Nobel de la Paz expuso sus inquietudes. "Según él, existe el riesgo de que, justo después de los Juegos Olímpicos, un millón de colonos chinos más vayan a instalarse en Tíbet para diluir aún más la presencia de la cultura y la espiritualidad tibetana", explicó el senador conservador Axel Poniatowski.

El senador socialista Jean-Louis Bianco dijo que el Dalai Lama habló de "arrestos, torturas y ejecuciones sumarias, así como de una mayor presencia militar china a través de la creación de nuevos cuarteles". Para Lionnel Luca, que preside una asociación de amistad con Tíbet, la situación se resume a una evidencia: "En Tíbet no ha habido tregua de la represión china durante los Juegos Olímpicos".

Más información

Durante sus 12 días de "visita espiritual", el Dalai Lama no será recibido ni por el presidente Nicolas Sarkozy ni por ningún ministro del Gobierno. Tras el conflicto diplomático provocado por el accidentado tránsito de la llama olímpica por París, Francia no desea alimentar los motivos de enfado de Pekín. La fórmula oficial empleada es que "el Dalai Lama no ha manifestado su deseo de ser recibido por el presidente".

"Si una medalla nos merecemos los franceses es la de la hipocresía", dijo el pasado martes Jean-Marc Brulé, alcalde de Veneux (sureste de París), que acoge un gran templo budista. Otro alcalde socialista, el también diputado Manuel Valls, quiso manifestar al Dalai Lama su "respaldo a la causa tibetana". El sábado será Ségolène Royal, candidata socialista en las últimas elecciones presidenciales, la que se entreviste durante media hora con él.

El ministro de Relaciones con el Parlamento, Roger Karoutchi, ha anticipado que "el presidente de la República recibirá al conjunto de los premios Nobel de la Paz en París, y entre ellos el Dalai Lama, el 10 de diciembre próximo", durante la celebración del 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pero el líder espiritual tibetano ha precisado que ese día estará en Ámsterdam. "Es un viaje que tengo programado desde hace más de un año. Pero también desearía estar en París", ha explicado. El próximo día 22, el Dalai Lama inaugurará un gran templo budista en Francia. Al acto asistirá Carla Bruni, esposa de Sarkozy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 13 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50