Alestis consigue un nuevo contrato de 700 millones para el Airbus

El consorcio que usará los terrenos de Delphi tiene encargos para 20 años

El consorcio Alestis Aerospace, formado por la empresa andaluza Sacesa, la catalana Ficosa y la vasca SK-10, ha logrado un nuevo contrato de 700 millones de euros para fabricar el cono de cola del nuevo modelo de Airbus, el A-350, con lo que la cartera de pedidos asciende ya a 1.700 millones para los próximos 20 años.

El consorcio fabricará el cono de cola del nuevo Airbus A-350

Alestis será la encargada de producir las dos piezas del nuevo avión europeo en las plantas que ya tienen en Sevilla y en la de nueva planta que van a levantar en los terrenos de Delphi. Esta planta se convertirá, una vez formada la plantilla, en una de las más avanzadas de Europa en encintado de fibra de carbono. La adjudicación del nuevo contrato se oficializará a mediados del próximo mes, tras acreditar su capacitación en el que logró el pasado julio para fabricar la panza de A-350, el denominado belly fairing.

Si el primer contrato supondrá un importe total superior a los 1.000 millones de euros, y generará una inversión industrial y de ingeniería superior a los 200 millones de euros, así como 1.000 empleos directos durante un periodo de entre 15 y 20 años, el nuevo encargo reportará otros 700 millones de euros y permitirá reutilizar inversiones previstas para la fabricación de belly fairing.

La adjudicación del nuevo proyecto consolida definitivamente el arranque de Alestis y acelera la construcción de la planta de Cádiz en los terrenos de Delphi. En el proyecto de Alestis participan como socios financieros la Caixa Catalunya, Unicaja, Cajasol, el Banco Europeo de Finanzas (BEF) -propiedad de las cinco cajas andaluzas- y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

Actualmente Sacesa fabrica para Airbus piezas del A320, A340 y los paneles del carenado ventral y sistemas del gigante A380, el avión de dos pisos que ya ha sido certificado y han comenzado las primeras entregas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La principal característica del A350 XWB es que el 52% del fuselaje estará realizado en materiales compuestos, fundamentalmente fibra de carbono. Los nuevos contratos dan a Alestis carga de trabajo para los próximos veinte años, pero no empezarán a facturar hasta dentro de cinco, cuando el avión entre en la fase de entregas. El ritmo de producción será de 10 piezas al mes de cada una de las partes contratadas.

La operación de Sacesa fue diseñada en la época en la que el catalán Joan Clos estaba al frente del Ministerio de Industria como una vía para solucionar dos problemas que tenía sobre la mesa. Por una parte el conflicto de Delphi, que tenía un componente social importante al resultar despedidos 1.904 empleados, y por otra la dificultad de Cataluña para generar una industria aeronaútica de calado.

De los 1.904 trabajadores fijos, eventuales y auxiliares que fueron despedidos tras el cierre de Delphi, unos 168 han encontrado ya trabajo en otros centros, 162 se han acogido a procesos de prejubilación, 57 tramitan una baja definitiva por enfermedad y el resto, unos 1.500, participa en los cursos de formación que les cualificarán para poder desempeñar una nueva labor. Una parte de ellos se dedicarán a la aeronaútica, según declaró el pasado día 5 el delegado de Empleo de la Junta, Juan Bouza, que no precisó cuántos.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS