Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parque de María Luisa se anexionará 168.000 metros

El proyecto del Ayuntamiento incluye peatonalizaciones y 4 aparcamientos

Sevilla quiere recuperar la belleza y la unidad de la que gozaba el Parque de María Luisa a finales del siglo XIX, cuando la hija de los duques de Montpensier decidió donar a la ciudad los jardines de su residencia, el palacio de San Telmo. El ambicioso proyecto del Ayuntamiento pretende, en una primera fase que comenzará en septiembre, unificar toda la zona del parque con la Plaza de España. Para esta actuación hay un presupuesto de 4,8 millones de euros, según la concejal de Parques y Jardines Eva Patricia Bueno.

Pero el objetivo final es ampliar el gran espacio verde en otras dos fases, para las cuales el consistorio espera contar con ayudas de los Fondos de la Unión Europea. En la primera se anexionarán los jardines del Casino de la Exposición y se soterrarán 375 metros de la avenida de María Luisa para peatonalizar esa parte de la actual vía; mientras que en la segunda se unirán la plaza de América y los jardines de las Delicias y se construiría otro paso subterráneo de unos 150 metros que permitirá hacer peatonal la parte de la avenida de las Delicias que está frente a la plaza. El proyecto, según adelantó Bueno a este periódico, incluye también la construcción de cuatro aparcamientos: tres de ocupación temporal en el solar de El Prado, en la Avenida de Cádiz y entre El Caballo y la glorieta Juan de Austria; además de otro para residentes en la plaza del Ejercito Español.

El Plan Estratégico Conjunto Monumental Parque de María Luisa es una apuesta política del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, para devolver el esplendor al que fue el primer parque público de la ciudad y que, más tarde, el ingeniero francés Forestier convirtió en el recinto de la Exposición Iberoamericana de 1929. "El Gobierno de la II República intentó recuperar esta zona pero no le dio tiempo porque duró poco y, desde entonces, nadie lo ha vuelto a intentar", comenta Ana Patricia Bueno.

La intención del Ayuntamiento es crear un gran espacio verde con edificios monumentales de 458.000 metros cuadrados, más de la mitad de la superficie del denominado sector 26 en el actual PGOU. La superficie actual del parque es de 290.000 metros cuadrados y con las incorporaciones será de 458.000, lo que supone un aumento de 168.000 metros, un 58% de su superficie.

"Actualmente estamos redactando el plan entre cuatro delegaciones del Ayuntamiento (Urbanismo, Movilidad, Edificios Municipales y Parques y Jardines). Lo haremos público en septiembre para consesuarlo socialmente con los ciudadanos y todos los sectores implicados. Como gran parte del recinto está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) esperamos contar con la colaboración del Ministerio de Cultura y también con subvenciones de fondos europeos", explica Bueno, quien asegura que las fases se irán "solapando", pero aún no puede concretar la duración total del proyecto ni su coste económico.

Además, el Ayuntamiento pretende que el espacio "sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco". El comité de la Unesco se reunirá en Sevilla en junio de 2009 y estudiará 45 candidaturas de todo el mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de agosto de 2008