Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gandia posa contra la pobreza

Un gran cartel humano en la playa recuerda el compromiso de los Objetivos del Milenio

Cerca de 500 personas respondieron ayer a la iniciativa convocada por la organización humanitaria Viviendas para los sin techo, en colaboración con la Coordinadora Valenciana de ONG, para formar en la arena de la playa de Gandia un gran cartel humano, de más de 250 metros cuadrados, en el que se reivindicaba el fin de la pobreza en el mundo. A pesar del calor y la humedad sofocante, a las 12.30 un nutrido grupo de veraneantes y residentes se sumó a la acción y formaron en el arenal el eslogan de la convocatoria: Contra la pobreza. El pasado año la organización humanitaria realizó una acción similar en la playa de la Malva-rosa de Valencia. Esta medida reivindicativa se enmarca en la campaña Pobreza Cero, que aglutina a más de 200 asociaciones humanitarias que exigen la consecución de los Objetivos del Milenio.

Con la protesta de ayer, Viviendas para los sin techo quiso recordar a los gobernantes el incumplimiento de los ocho objetivos que los países ricos y pobres que participaron en el año 2000 en la Cumbre del Milenio se propusieron para intentar erradicar la pobreza extrema en el mundo en 2015. Entre las medidas figuraban: liberar a los pobres del hambre y su situación paupérrima; la educación primaria universal; promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el sida, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad ambiental y fomentar una asociación mundial para el desarrollo. El propósito octavo reconocía que la erradicación de la pobreza en el mundo sólo podría conseguirse mediante la colaboración mundial, y para ello los países ricos debían cumplir con su parte del acuerdo. Las organizaciones humanitarias recriminan el incumplimiento de estos compromisos, y recuerdan que sólo quedan siete años para su consecución.

Una de las veraneantes que participaron ayer en la iniciativa, Cristina Lozano, residente en Madrid, reivindicaba la necesidad de ofrecer a los países más pobres "facilidades para su desarrollo por una vida más digna". Nacho Peña, miembro de Viviendas para los sin techo recordaba: "Somos la primera generación que puede acabar con la pobreza", y anunció nuevas acciones reivindicativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de agosto de 2008