Cartas al director
i

'Mujeres burbuja'

Me gustaría que esta carta sirva para dar a conocer la realidad de una enfermedad, el síndrome químico múltiple. Estos días ha salido en la prensa la noticia de que un constructor, El Pocero, ha dado dos pisos en propiedad más un sueldo vitalicio a una afectada por el SQM, Elvira, a la que los medios de comunicación han calificado como mujer burbuja. Mi mejor amiga tiene esta misma enfermedad, sus condiciones de vida son las mismas que Elvira, está recluida en su casa y su vida y salud dependen de un sinfín de medidas de seguridad, sin las cuales no podría vivir. Esta enfermedad es cruel, no da tregua e imposibilita a quienes la sufren el contacto con el exterior y con sus seres queridos. Pero Eva no es una mujer burbuja, tiene nombre y hasta hace tres años era una persona feliz y tan normal como cualquiera de nosotros. El motivo de esta carta es hacer un ruego a la Administración para que reconozca esta enfermedad, para que pongan los medios para que estos enfermos no tengan que depender de un constructor y de su ayuda privada. También es una llamada de alerta a una sociedad que no es consciente de lo dañinos que pueden llegar a ser los productos químicos con los que convivimos a diario. Y por último, un ruego a los medios de comunicación para que difundan y den a conocer esta enfermedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50