Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Chile | CRÓNICAS DE AMÉRICA LATINA

Universo Matta

Chile. El Museo de Artes Visuales de Santiago de Chile (MAVI) dedica estos días todo su espacio expositivo a la obra de uno de los artistas latinoamericanos más influyentes del siglo XX, Roberto Matta (Santiago de Chile, 1911-Civitavecchia, Italia, 2002). El título de esta antológica de 55 obras es Descubritorio Matta, una invitación para "descubrir (la obra) y para descubrirse (uno mismo)", según los organizadores. Arquitecto de formación, Matta desarrolló pronto su vocación por el arte y la crítica social, posición que mantuvo a lo largo de su trayectoria. Viajó a Europa en los años treinta, trabajó con arquitectos como Le Corbusier o Alvar Aalto, y se relacionó con los surrealistas. Fue el propio André Breton quien lo animó en su incipiente carrera plástica. Se relacionó con Dalí, Picasso, Duchamp y otros artistas. Su imaginación lúdica, erótica y humorística quedó reflejada en sus pinturas, a medio camino entre la abstracción y los espacios poblados de extrañas formas y criaturas. Ejerció cierta influencia también en los expresionistas abstractos norteamericanos. Museos como el MOMA, de Nueva York, o el Pompidou, de París, le han dedicado exposiciones. Aunque pasó la mayor parte de su vida en Europa, mantuvo siempre una estrecha relación e interés por América Latina. La muestra que ahora se presenta en el MAVI procede en buena parte de la colección del poeta chileno Gonzalo Rojas. Se compone de pinturas de sus épocas más importantes, esculturas, fotografías, objetos, cerámicas y grabados, además de un vídeo documental realizado por su hijo Ramuntcho Matta, Faire avec...hacer con..., con escenas cotidianas desde 1983 hasta 2002, y de grabaciones de voz y cartas en las que cuenta detalles de sus primeros e intensos años en París, en contacto con lo más graneado de las vanguardias plásticas. Entre las principales obras expuestas se encuentra la poco conocida pintura La vida Allende la muerte, que Matta pintó en 1973, tras el fin del ex presidente. "Matta no sólo es un pintor mágico, es un poeta que lo ve todo, y lo que no, lo adivina", dijo Gonzalo Rojas en la inauguración de la muestra. El poeta adquirió en 1978 su primer cuadro de Matta, Las parlarinas de medianoche, de ahí en adelante se interesó por formar una colección que es la que ahora se exhibe.

Descubritorio Matta. MAVI. Plaza Mulato Gil de Castro. Santiago de Chile. Hasta el 26 de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de agosto de 2008