Roca y Muñoz declaran por el suelo entregado a Tomás Olivo

El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz y el ex gerente de Urbanismo y presunto cerebro de la red de corrupción municipal, Juan Antonio Roca, volvieron a salir ayer de prisión para prestar declaración por una de las numerosas causas en las que están imputados.

En este asunto, la adjudicación directa de unas parcelas a una sociedad del empresario murciano Tomás Olivo que promovió el centro comercial La Cañada, que pasa por ser uno de los más grandes de España, el Ayuntamiento sufrió un perjuicio de 44 millones de euros, según el Tribunal de Cuentas. La adjudicación se realizó para compensar una supuesta deuda por obras realizadas por Olivo para el consistorio de las que el órgano fiscalizador no encontró constancia.

Como en casos similares, Muñoz y Roca aseguraron ayer a la juez que ellos no intervenían en este tipo de negociaciones. Muñoz derivó la responsabilidad al ex alcalde Jesús Gil, aunque la decisiones municipales llevaran su firma como alcalde accidental. Ésta es una de las 27 causas abiertas tras una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción por adjudicaciones indebidas y mala valoración de suelos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de julio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50