Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ LUIS RUIZ | Presidente electo del CES vasco

"No nos podemos cuestionar la institución"

José Luis Ruiz lleva toda la vida en CC OO Euskadi. Nació en 1950 en Venta de Baños (Palencia) y es profesor de educación permanente para adultos. Asegura en una entrevista telefónica que la presidencia del Consejo Económico y Social vasco (CES) es casi un "último servicio" a su sindicato; una petición que le llega cuando estaba casi en segundo plano al frente de la Fundación José Unanue. Su nombramiento, votado por unanimidad en el CES, está pendiente de firma por el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Pregunta. ¿Está muerto el CES?

Respuesta. EL CES requiere una normalización de su funcionamiento. La propuesta de mi nombramiento, de acuerdo con UGT, es para evitar que tenga éxito un intento de desestabilizar la institución. Hay que añadir el problema estructural del sistema de veto en la decisión. Mi intención es recuperar el funcionamiento normal, que sea un ámbito de debate de las iniciativas del Gobierno y el Parlamento, pese a las dificultades estructurales. No se puede cuestionar una organización de esta envergadura. No nos lo podemos permitir. El objetivo es normalizar el CES y abrirlo a todos, tener la mano tendida también a los que se han ido [ELA y LAB]. No sería bueno que en un momento de crisis no hubiera un espacio para discutir.

"No me atrevo a valorar si la salida de ELA y LAB es política. Lo parece"

"La mejora del sistema de decisión no invalida el actual"

P. ¿Puede funcionar la organización sin el concurso de ELA y LAB que suman la mayoría?

R. ELA es el primer sindicato y LAB el tercero. A veces se confunde las cosas y hacemos extensión del término mayoritario. Se han ido en momentos diferentes y cada uno ha marcado su posición. Que falte gente no es lo mejor pero no puede ser que el resto de los sindicatos, la patronal, la universidad, las cooperativas,... no puedan actuar porque una parte no quiera discutir las iniciativas. Es deseable que quieran reconsiderarlo. No se gana nada si quieres usar la institución para conseguir lo que no es.

P. ¿Ve elementos políticos o de reivindicación soberanista en la salida de ambas centrales?

R. No sé cual es el motivo de fondo. La realidad es que si pides al CES que haga cosas que no son de su ámbito pues está claro que no las vas a conseguir.

P. ¿A qué se refiere cuando habla de pedir cosas?

R. Si lo que se quiere es salir del ámbito de competencias de un Gobierno o del CES pues no se puede. Puedes hacerlo en otro ámbito, pero no en uno que tiene bien marcado su campo. Cuando hablas de empleo no puedes querer sobrepasar la competencias del Gobierno.

P. El anterior presidente aseguró que quería dejar el puesto porque no quería ser "un notable" sin discurso. Dijo que era imposible desarrollar el trabajo.

R. Espero que ahora no sea así y que se pueda trabajar. El presidente del CES debe de ser un canalizador y moderador del trabajo de los tres grupos de trabajo más los expertos. Debe ser lo quiera ser el propio consejo.

P. ¿Es imprescindible modificar el sistema de votación, el veto de los grupos, para que las cosas funcionen?

R. El CES ha hecho muchas cosas con el actual sistema, pero se puede mejorar si se limita el sistema de voto. La mejora del sistema de toma de decisones no invalida que con el actual sistema se pueda llegar a acuerdos. Debe primar la cultura de consenso y se ha ido en ocasiones a buscar el de la confrontación. Este es un órgano de consenso sociolaboral. Haremos lo que podamos. No soy muy optimista sobre la posibilidad de cambiar el sistema de voto en mi mandato, ya que coincide con el final d ela legislatura.

P. ¿En un mandato tan corto se puede poner la institución en marcha?

R. Es suficiente para la normalización. Se puede recuperar un ambiente de trabajo razonable. Buena parte depende de otros, del Gobierno. Debemos lograr que la institución reciba iniciativas y las valore, que recupere un velocidad de crucero normal. Hay que superar el abandono de dos organizaciones y la dimisión del presidente. Es un programa de acción suficiente para una institución referencial del autogobierno. No se puede dejar morir un elemento clave del entramado institucional. Ni CC OO, ni UGT, ni la patronal, ni el resto de los miembros lo desea.

José Luis Ruiz

Militante histórico de CC OO. Accede a la presidencia del CES después de haber participado en la ejecutiva vasca en varias ocasiones. Ha sido representante en el propio CES, fundador de Hobetuz y responsable de comunicación de CC OO Euskadi entre otros cargos. Es licenciado en Historia y profesor de educación permanente de adultos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2008

Más información