Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El turismo registra una ligera tendencia a la baja en Guipúzcoa

La ruptura de la tregua de ETA y la crisis económica dejan huella

La ruptura de la tregua de ETA en 2007 y la actual crisis económica se está dejando notar en la marcha del turismo en Guipúzcoa. Tras varios años creciendo a ritmos "realmente importantes", el pasado ejercicio se experimentó "un cierto estancamiento", con subidas "no tan grandes", admitió ayer el diputado de Deportes y Acción Exterior, Iñaki Galdos. La entrada de viajeros registrados en hoteles -la opción de alojamiento mayoritaria- creció un 3,77%, situándose en 791.328, y el número de pernoctaciones saltó un 1,86%, hasta alcanzar 1.596.443.

La postal que dejó 2007 se debió, fundamentalmente, al descenso en la entrada de viajeros procedentes de otras comunidades autónomas españolas. Ese bajón estuvo motivado, "casi con seguridad, por los acontecimientos políticos producidos", comentó Galdos en referencia a la vuelta a los atentados por parte de ETA. Por el contrario, los turistas llegados del resto de Euskadi y del extranjero aumentaron, lo que compensó las cifras finales.

Por lo que respecta a los agroturismos, tanto la entrada de viajeros (bajó un 0,11%, quedándose en 53.416) como el número de pernoctaciones (subió un 0,82%, situándose en 172.331) se mantuvo prácticamente igual. El frenazo fue mayor en los cámpings, donde se registró un descenso del 8,21% en la llegada de viajeros (92.416) y del 9,79% en las pernoctaciones (243.980).

Con todo, "el 2007 ha sido el mejor año de turismo en Guipúzcoa", sostuvo el diputado, quien encara este ejercicio con cautela y con la perspectiva de que no va a haber crecimiento. El primer trimestre "se comportó bien", con un incremento de las pernoctaciones en hoteles del 12%, lo que avala el objetivo de la Diputación de desestacionalizar el turismo. Sin embargo, esta tendencia no se repitió en el segundo trimestre. El resultado es que los primeros seis meses de 2008 han acabado con un descenso del 1,9% en el número de pernoctaciones, según precisó el director general de Turismo, Agustín Arostegi.

Galdos instó a "relativizar" este descenso, ya que se produce respecto "al mejor año", de forma que sitúa a Guipúzcoa "a la altura de otros años espléndidos". Por eso, se mostró más preocupado por la previsión de que va a disminuir el gasto en turismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2008