Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El absentismo laboral en el metal vizcaíno costó 120 millones en 2007

La tasa sube un 12% respecto al año anterior, sostiene inquieta la patronal

El absentismo laboral aumentó un 12% en 2007 con respecto al año anterior, según el estudio hecho publico ayer, en Bilbao, por la Federación Vizcaína del Empresas del Metal (FVEM). Casi el 7% de los empleados faltaron en algún momento al trabajos por diversas razones, frente al 6,24% del año 2006, aunque hay que tener en cuenta que el FVEM contabiliza, entre otros, los permisos de maternidad y los créditos horarios sindicales como absentismo. El informe pone cifra al coste de esas horas no trabajadas: 120 millones de euros en total, asumido por la patronal y la Seguridad Social.

UGT cuestiona que se contabilicen los permisos como absentismo

Se rompe así la tendencia a la baja registrada desde 2002, con la excepción de 2005. El sector da trabajo a un total de 63.500 trabajadores en el territorio. La patronal mostró su descontento ante lo que considera un "grave" problema que comporta, según ella, una perdida de productividad y merma la competitividad del sector en plena crisis económica. "Esto supone una carga ingente para las empresas y agrava su situación en circunstancias de incertidumbre como las actuales", aseguró el gerente de la federación, Jaime Fernández Alcedo.

La enfermedad común y el accidente no laboral de más de quince días suponen el 44,47% de las ausencias; estas causas en periodos inferiores a quince días representan el 15,6% de las mismas. Les siguen las bajas por accidentes laborales (15,61%), las licencias y permisos (13,99%), las horas utilizadas para tareas de sindicato (crédito horario sindical), que engloba el 6,42%, los permisos por maternidad (2,66%), los de paternidad (0,95%) y las huelgas (0,44%). La tasa de absentismo en el personal de taller duplica prácticamente al del administrativo. Las empresas de mayor tamaño son las más afectadas y la tasa femenina supera a la masculina.

FVEM hizo un llamamiento a los sindicatos y a la Administración para que se estudien las causas del problema. Fernández dijo que la tasa de absentismo era similar a la calculada por la patronal alavesa en su provincia para todos los sectores. El presidente de SEA, Juan José Azurmendi, levantó entonces más de una ampolla al criticar el supuestamente elevado número de bajas concedidas por los médicos en su provincia. "En principio el tono de FVEM es distinto del de SEA. Estamos dispuestos a negociar para analizar las causas y evitar el absentismo, pero no estamos de acuerdo con que las licencias y los permisos sean considerados ausencias", declaró Francisco Antúnez, miembro de la Ejecutiva del Metal de UGT Euskadi. "Cuando se anuncian estas cifras, se da la impresión de que los trabajadores faltan cada vez más, pero los datos deben analizarse en periodos de cinco años para tener una idea fiable de la tendencia", añadió el dirigente sindical.

UGT y CC OO firmaron este mes en minoría el nuevo convenio del Metal en Vizcaya, rechazado por LAB y ELA. "El acuerdo es lo suficientemente atractivo como para que se adhieran los trabajadores de los demás sindicatos. Esperamos que este se convierta de facto en un convenio de eficacia general", añadió el gerente de FVEM.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2008