_
_
_
_
_

La crisis golpea las cuentas de Popular, Sabadell y Bankinter

La morosidad también sube en la banca mediana

"Por supuesto que la crisis se nota en las cuentas de los bancos porque somos un reflejo de la economía", comentó Ángel Ron, presidente del Banco Popular. Ayer presentaron resultados el Popular, Sabadell y Bankinter, con situaciones diferentes, pero compartiendo los problemas de morosidad y caída de las coberturas.

El vicepresidente del tercer banco español, Roberto Higueras, reconoció que "la crisis financiera está en su peor momento" y avisó de que "el ejercicio más difícil será el 2009". El Popular ganó 674 millones, un 10,1% más, gracias a resultados extraordinarios (como la venta de su filial en Francia) y los menores impuestos pagados. No obstante, Ron destacó que el mérito de los resultados "es no haber utilizado las provisiones genéricas". También destacó que estudian la venta de sus gestoras de fondos y los seguros en Portugal (igual que el Santander). El Popular no descarta fusiones: "si las hay, ahí estaremos", dijo Higuera. Los créditos subieron un 8,1% y los depósitos de clientes el 15%. Sólo en el último trimestre lo morosidad se ha más que duplicado al subir 637 millones, sin contar con los 400 millones de Martinsa-Fadesa. Ahora la tasa es del 1,41%. Con la inmobiliaria sería de 1,81% y la previsión es cerrar el año en el 2,5%.

Por otro lado, el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, reconoció ayer que la crisis se va a intensificar en la segunda mitad del año y "meterá mucha presión a los resultados". El banco confía en ganar este año lo mismo que 2007, sin contar la venta del 50% de su negocio asegurador a Zurich por 750 millones, con unas plusvalías de 512 millones. La entidad que preside Josep Oliu ganó 428,5 millones hasta junio, un 2,2% más por la subida del margen de intermediación, un 11%, y a un aumento de los depósitos de casi el 23%. Casi ha doblado el ratio de morosidad en medio año, al pasar del 0,47% al 0,85%. El Sabadell no descarta comprar acciones propias para elevar la cotización.

Bankinter ganó 132,4 millones, un 47,28% menos. Sin extraordinarios, el beneficio hubiera sido un 2,8% inferior. Los créditos subieron un 13% y los depósitos un 14%. El banco destacó las dotaciones voluntarias a provisiones después de que la morosidad se duplique al pasar del 0,28% al 0,67%, aunque sigue en niveles bajos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_