Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:escenarios

Salzburgo ensaya sus obras

La programación teatral del Festival de Salzburgo es el último refugio que les queda a los nativos. Los extranjeros se decantan por la ópera y los conciertos musicales, no tanto por criterios de calidad sino por razones de idioma. El teatro es en alemán y eso resulta un filtro insalvable para una gran parte del turismo cosmopolita que visita la ciudad natal de Mozart.

La oferta teatral de Salzburgo es excelente y su punto de referencia es Jedermann, de Hugo von Hofmannsthal, uno de los fundadores del Festival, además de escritor. Es una obra que se representa todos los años al aire libre frente a la plaza de la Catedral, como una de las ceremonias de inauguración. Sophie von Kessel sigue los pasos de Nina Hoss y Veronica Ferres en ediciones anteriores e incorpora el personaje de Buhlschaft. Las representaciones se extienden del 27 de julio al 31 de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2008