Series

"Pasamos del drama a la sátira más absurda"

El protagonista de 'Boston legal' analiza sus claves

James Spader fue el primer sorprendido cuando en la última ceremonia de los Emmy le dieron el premio al mejor actor por su interpretación del brillante y carente de escrúpulos abogado Alan Shore de la serie Boston legal. No es para menos. Le arrebató el galardón a James Gandolfini (Los Sopranos), el gran favorito.

Crítica y creadores coinciden en que Boston legal -un spin off de la serie El abogado- es una de las ficciones más infravaloradas del momento. Y no será por falta de pedigrí. Además de los emmys acumulados por Spader y el resto del elenco, la serie opta este año a otros siete, y su creador es el famoso David E. Kelley, el padre de Ally McBeal. A pesar de esta presentación, en Estados Unidos sólo la siguen 9,5 millones de espectadores. ¿Por qué? "Es difícil de encasillar, y eso confunde mucho", resume Spader. Tiene razón. El mismo año en que la Academia de la Televisión la premió como drama, el sindicato de directores la nombraba mejor comedia del año. "Normal", dice el actor. "Los guiones nos hacen pasar de la dramática y pasional defensa de un cliente a la sátira más absurda".

En general, Spader es esquivo con la prensa. Opina que dedicar más de seis meses al año a la interpretación y las obligadas promociones resulta "fatal para la salud mental". Sin embargo, en estos momentos pasa 10 meses al año rodando esta serie de los abogados de Crane, Poole & Schmidt, un prestigioso bufete de Boston. "Rodamos unas 22 historias al año y todavía no he encontrado una que sea redundante. Sigo disfrutando inmensamente cada vez que recibo un nuevo guión".

Una de las señas de identidad de Boston legal son los diálogos entre Spader y William Shatner (el capitán Kirk de Star Trek) con los que suele acabar cada episodio. "Me gustaría decir que los improvisamos porque es así como los vivo, como una conversación de amigos. Pero están escritos al detalle", aclara Shatner. Otra de las señas de Boston legal es su empeño por romper con la cuarta pared con diálogos o bromas dirigidas clara y expresamente al que está viendo la serie, todo esto dentro del dramatismo de unas tramas donde la pena de muerte o la inmigración son el pan nuestro de cada día.

A diferencia de otras series donde el creador pasa los trastos a otros guionistas una vez que su criatura está encarrilada, Kelley escribe personalmente casi todos los episodios. Y se ha comprometido a seguir haciéndolo hasta la quinta y última temporada prevista. A este ex abogado todavía le quedan premios por ganar con la serie que mañana debuta en Fox (22.20) con su tercera temporada.

Los intérpretes de <i>Boston legal,</i> cuya tercera temporada se estrena mañana en Fox.
Los intérpretes de <i>Boston legal,</i> cuya tercera temporada se estrena mañana en Fox.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de julio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50