Fenosa aprueba en pleno proceso de venta un plan para incentivar a los directivos

ACS dice ahora que la subasta de la eléctrica no se cerrará hasta septiembre

El consejo de administración de Unión Fenosa -cuyo principal accionista, ACS, ha puesto en venta el paquete de control de la compañía (45,3%)- aprobó ayer la puesta en marcha de un plan de stock options (opciones sobre acciones) para 92 directivos de la empresa. El plan, autorizado por la junta general celebrada en abril, está vinculado al cumplimiento de los objetivos del plan estratégico de la compañía 2007-2011 y establece un precio de adquisición de las acciones de 13,85 euros, el cierre de la cotización de ayer tras registrar una caída del 6,04%.

Las opciones sobre acciones podrán ejecutarse si hay una OPA sobre la firma
Más información
Gas Natural negocia la compra del 45,3% de ACS en Unión Fenosa

El periodo máximo de ejercicio de las opciones será de cinco años y el plan no podrá afectar a más del 2% de las acciones de Fenosa (914,37 millones), o lo que es lo mismo, 18,28 millones de títulos. Pero hay un detalle importante: el plan de incentivos se ejecutará en caso de que se plantee una OPA sobre la compañía. Y ésta es una posibilidad segura si prospera la venta del paquete de acciones en manos de ACS. Ello quiere decir que si hay OPA, los directivos podrán ejecutar sus opciones (e ingresar un buen dinero si para entonces el precio de las acciones está por encima de 13,85 euros) o renunciar a la ejecución del plan si el precio está por debajo de la cotización de ayer.

Fuentes de la compañía que preside Pedro López Jiménez subrayaron ayer la absoluta legalidad del plan de incentivos, aún reconociendo que el momento elegido para anunciarlo puede ser polémico. Y es que el anuncio de que ACS está dispuesto a deshacerse de su participación en la tercera eléctrica española ha precipitado la toma de decisiones en Fenosa.

El plan estratégico de Unión Fenosa, al que se vinculan los nuevos incentivos plantea, entre otros objetivos, duplicar el beneficio por acción respecto a 2006 (para alcanzar los cuatro euros por título) y lograr un beneficio bruto operativo de 3.200 millones en 2011 (1.907 millones en 2006).

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

En cualquier caso, con el proceso de venta de Unión Fenosa abierto, el plan de incentivos puede ser un buen remedio contra la incertidumbre para la plana mayor de la empresa. A pesar, incluso, de la fuerte revalorización registrada por la compañía en los últimos días (en torno al 25%).

Ayer lunes, día en el que el grupo ACS reúne habitualmente a su dirección, fue una jornada de matizaciones más que de novedades en torno a la operación de venta. Fuentes de la constructora aseguraron a la agencia Reuters que "lo más probable es que la operación [de venta de Unión FenosA] se cierre en la primera quincena de septiembre". Sea porque el mercado esperaba un proceso más rápido o sea porque el valor de las acciones de Fenosa ha tocado techo, los inversores apostaron ayer por la retirada beneficios.

A la espera de que el grupo que preside Florentino Pérez realice nuevos movimientos, entre las empresas potencialmente interesadas se impone la idea del wait and see (esperar y ver). Porque el mercado en general no está para alegrías y porque ha sido la propia ACS la que ha avanzado que la operación tiene un horizonte que va más allá del periodo estival.

Pedro López Jiménez.
Pedro López Jiménez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS