Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pequeña dama de la carabina

La riojana Paula Grande, de sólo 14 años, apunta al futuro del tiro olímpico español

Tiene tan solo 14 años y ya se ha dado el gustazo de ganar a un campeón europeo y mundial. Se llama Paula Grande y vive en Logroño, donde este año ha cursado tercero de ESO. Los estudios, dice, le van bien y en su tiempo libre le gusta salir con sus amigos y andar en bici. Lo normal en una chica de su edad a la que le apasiona el deporte: ha practicado taekwondo, fútbol sala, voleibol y natación. Pero desde hace dos años ha dejado todos por el que más le gusta: el tiro olímpico.

Además de gustarle, está claro que se le da muy bien. El 13 de julio, en un torneo en Alicante, ganó al noruego Are Hansen, campeón de Europa y de la Copa del Mundo de carabina y al alemán Tino Mauhmut. Ambos estarán en los Juegos. Consiguió una marca de 597 sobre 600, que sería récord masculino de España en carabina de aire comprimido y que, obviamente, no puede ser validado. Las chicas tiran sobre 400, con 40 disparos. "No fui a ganar", cuenta Paula; "durante la competición, ni siquiera me di cuenta de lo que había hecho".

Sólo pensaba en sus tiros. Los tres primeros perfectos, de 100 puntos. Ésta es una de sus virtudes. "Tiene una gran capacidad de sacrificio, mucha paciencia y se concentra muy bien", destaca su entrenador, Juan Carlos Sánchez. "Da gusto entrenar con ella. Es muy obediente y disciplinada", la elogia. Juan Carlos está sorprendido de la proyección de su pupila, que la semana anterior a su gran actuación en Alicante había conseguido el Campeonato de España en miras abiertas y en miras cerradas, su especialidad, consiguiendo su mejor marca, 394 puntos. "Sabe esperar el momento de tirar. Si hace falta renunciar al tiro, renuncia", explica su técnico. "Es muy fácil hacer un tiro de 10. Lo complicado es repetirlo. Repetir un gesto completo 40 veces y mantener la tensión durante más de una hora, soportando el peso de la carabina, unos 4,5 kilos. Pero ella lo hace todo fácil, muy simple", comenta orgulloso Sánchez.

"La clave es conseguir el equilibrio entre el cuerpo y la carabina", explica la tiradora. La joven se inició "en las ferias, en el tiro al pichón", con su padre, que ahora es también su preparador físico. "Me mete más caña que al resto", dice Paula. Juan Carlos lo corrobora: "Se nota que continúa con el trabajo físico en casa. Ha despuntado en muy poco tiempo sobre el resto del grupo".

Paula se entrena junto con otros ocho chicos de su edad siete horas a la semana en el Club de Tiro de La Rioja, federación a la que pertenece. Allí también se prepara el olímpico Luis Martínez Encabo, que estará en Pekín en las modalidades de aire comprimido y de carabina tendido. El riojano también está impresionado por la actuación de su paisana en Alicante: "Fue la bomba".

Martínez Encabo tiene claro que, con su edad y viendo cómo tira, Paula rápidamente superará el récord juvenil. "El de damas absoluto está en 399 y será más difícil", matiza. Pero no le cabe duda de que la joven tiradora terminará por conseguirlo, ya que "lleva una evolución espectacular". Lo que también tiene claro el tirador, seis veces campeón de España de carabina de aire comprimido, es que Paula no debe correr en su progresión a nivel internacional. "Se ha salido del molde y, si entra en la dinámica internacional demasiado pronto, igual la descentran". Juan Carlos está de acuerdo con Martínez Encabo y no tiene ninguna prisa en que su tiradora vaya "quemando etapas".

La marca que Paula consiguió en sus cuatro primeros tiros de Alicante (399) es digna de los Juegos Olímpicos, pero estos resultados han de ser conseguidos en una competición internacional para ser válidos. Participar en una competición como los Juegos Olímpicos es el sueño de la riojana, pero su entrenador es muy cauteloso: "Incluso para 2012 Paula será muy joven. La fecha perfecta sería 2016". La idea del preparador, que comparte con los padres de la tiradora, es que no abandone los estudios y, poco a poco, vaya viendo el nivel internacional. "Quizás la temporada que viene pueda participar en uno o dos torneos fuera, pero poco a poco", advierte.

Mientras tanto, Paula sigue consiguiendo grandes resultados en las competiciones en las que participa. Este fin de semana fue en la final de la Copa de la Reina, en Mollet del Vallés (Barcelona). Se trata de un torneo para mayores de 21 años al que iba como invitada y del que se volvió con la medalla de plata con una marca de 489,5 puntos. La prueba era con blanco electrónico mientras que ella se entrena con blanco de papel.

La joven dama de la carabina sigue con su preparación, pero, atendiendo los consejos de sus padres y su entrenador, sin olvidarse de ser una chica normal de su edad. Aunque a algunos de sus amigos les sorprende la afición de Paula. "Les choca que tire con carabina, pero luego bien que se aprovechan pidiéndome cosas en las ferias", cuenta. La riojana Paula Grande será la pesadilla de los dueños de casetas de tiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de julio de 2008