El tráfico de El Prat se hundió en junio en más de 200.000 pasajeros

El corredor Madrid-Barcelona pierde el 14,2% de viajeros por el 'efecto AVE'

El crecimiento a todo gas que el aeropuerto de Barcelona había registrado en los últimos años está dando un auténtico vuelco a peor. El Prat es la instalación aeroportuaria que más pasajeros ha perdido de entre las mayores de España en los primeros seis meses de este año, en un contexto de crisis económica y de competencia del tren de alta velocidad (AVE): el 2,1% de viajeros menos, que se quedaron en 15,1 millones, según la sociedad que gestiona los aeropuertos, AENA.

Además, los últimos datos mensuales disponibles, correspondientes a junio, arrojan un retroceso especialmente llamativo: por El Prat pasaron el mes pasado 202.469 pasajeros menos (o el 7,3% menos) respecto a los que lo hicieron en junio de 2007, a las puertas de la crisis financiera. El volumen se quedó en 2,8 millones. Es la mayor caída en términos absolutos de todos los aeropuertos.

La caída semestral del número de operaciones en El Prat fue del 5%. Sólo el tráfico de mercancías en Barcelona vivió una alegría, ya que la carga transportada se incrementó el 6,2%, la mayor entre los grandes aeropuertos.

Parte de la caída puede atribuirse a la competencia del tren de alta velocidad (AVE) Madrid-Barcelona. Según AENA, el tráfico aéreo de ese corredor -en el que domina el Puente Aéreo de Iberia y en el que compiten también Spanair, Vueling y Air Europa- ha caído el 14,2% durante el primer semestre de 2008 en relación con el mismo periodo del año pasado, cuando, el tráfico global de los aeropuertos españoles creció el 2,8%. Pero al otro lado del AVE, en Madrid, el tráfico en esos primeros seis meses no sólo no retrocedió, sino que aumentó un 4,9%.

En otros aeropuertos de entre los más concurridos, como los de Palma de Mallorca o Gran Canaria, también se registraron avances, del 0,8% y del 2,2%, respectivamente. El único de entre ellos que también fue hacia atrás es el de Málaga.

Girona se dispara

AENA subrayó el hecho de que los vuelos internacionales se incrementaron, tanto en Barajas (9,4%) como en El Prat (4,7%). En Barcelona aumentaron mucho los vuelos intercontinentales, el 29,2%, sobre una base muy pequeña (los vuelos transoceánicos sólo suponen el 1,5% de su tráfico total).

Quien sí continúa batiendo récords es el aeropuerto de Girona-Costa Brava. En el primer semestre del año, por esa instalación pasaron 2,66 millones de viajeros, el 25,5% más que en el mismo periodo de 2007. Incluso en un mes malo como junio, la cifra siguió aumentando en relación con el junio anterior (el 13,8% más). Ese mes, Madrid se mantuvo estable (+ 0,3%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de julio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50