Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La mayor suspensión de pagos de la historia

El precio de la vivienda cae en el segundo trimestre por primera vez en una década

Al día siguiente de la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa, las estadísticas oficiales han dado otra mala noticia al presidente de la inmobiliaria caída. Fernando Martín se ha cansado de asegurar en los últimos meses que el precio de la vivienda no iba a bajar. El ministerio le llevó ayer por primera vez la contraria e informó de que los pisos se han abaratado un 0,3% en el segundo trimestre del año, hasta los 2.095,7 euros por metro cuadrado. Hay que remontarse a 1998 -antes de que empezara el boom del ladrillo que duró hasta el año pasado- para encontrar otra disminución de precios.

A pesar de la caída entre abril y junio, la vivienda libre todavía es más cara que hace 12 meses, según la estadística que elaboran los tasadores. En un mercado como el inmobiliario -con un evidente exceso de oferta y en el que las ventas llevan meses estancadas- sorprende que todavía sigan creciendo los precios en términos interanuales, aunque lo hagan mucho menos que la inflación. Hay dos explicaciones. La primera sería que, por ahora, el ajuste se está haciendo más por la vía de disminuir la producción que por la de los precios. El segundo motivo es que la estadística oficial es muy conservadora, y minimiza las rebajas que se ven a pie de calle.

Los datos oficiales van en la misma línea de los que ofreció la Sociedad de Tasación hace dos semanas, cuando anunció un descenso de los precios en los seis primeros meses del año del 1,2%. La diferencia es que la estadística del ministerio abarca todo tipo de viviendas (nuevas y usadas, libres y protegidas) y que la base que utiliza para el estudio es mucho más amplia que la de la Sociedad de Tasación.

Y lo que dice la estadística es que los pisos son ahora más baratos que hace un año en sólo dos comunidades: Aragón y Madrid. Este último es un caso de especial relevancia, porque la región de Madrid actúa como un indicador adelantado en el mercado inmobiliario. Fue la primera en acusar el desplome en el número de compraventa de viviendas; y si los precios en Madrid caen ahora un 0,4% en el año, es previsible que el resto de comunidades siga su estela.

Los expertos consultados prevén que la caída de precios -esperada por los futuros compradores y temida por los empresarios del ladrillo- llegará a finales de este año. Si el pronóstico se cumple, sería el primer descenso interanual desde el inicio de la serie que ofrece el ministerio, que comenzó en 1996.

Un último dato que da una idea de los malos momentos que atraviesa el sector inmobiliario: las 183.000 transacciones que se hicieron en el segundo trimestre suponen un desplome del 20% respecto al mismo periodo del año pasado.

En la presentación de la estadística, la directora de Arquitectura y Política de Vivienda, Anunciación Romero, aseguró que el mercado se acerca al objetivo del Gobierno de que el precio de los inmuebles crezca en torno a la inflación, a pesar de que el crecimiento de los precios se aleja cada vez más del IPC, cuyo último dato fue el 5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2008