Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La mayor suspensión de pagos de la historia

Casanova acaba vendiendo el 0,6% del Popular y todo su grupo

El empresario Trinitario Casanova, que levantó una polvareda en el Popular por una oferta fantasma que supuestamente había recibido para vender su participación del 3,6% del banco a un precio absurdamente superior al de mercado, ha acabado vendiendo sus acciones del Popular y todo el grupo Hispania al Grupo 2002, del empresario José Ramón Carabante. Los activos transmitidos están valorados en 650 millones, según Grupo 2002, que declinó dar el importe de la deuda asociada ni el importe pagado.

Casanova compró las acciones del Popular apelando a créditos. Con la caída en Bolsa, los acreedores exigieron más garantías. Al no aportarlas, vendieron en Bolsa las acciones del Popular que tenían en prenda. La velocidad de ejecución es tal que el viernes, día en que se firmó la venta del grupo Hispania, éste tenía el 1% del Popular y el lunes ya sólo le quedaba el 0,636%. Cuando la caída ponía en apuros a Casanova, surgieron los falsos rumores de una oferta sobre el Popular. La CNMV investiga si todo fue un montaje.

Con esta operación, Grupo 2002 continúa con la política inversora iniciada con la puesta en marcha de la Corporación Financiera Issos hace más de un año. Según Grupo 2002, el acuerdo incluye la compra de edificios emblemáticos en Murcia y Alicante, ocho centros comerciales en uso o construcción y proyectos en desarrollo en Florida (EE UU), México y Brasil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2008