Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:cómic

Blacksad, una fábula con toque negro

El dibujante Juanjo Guarnido (Granada, 1967) aún no se lo explica. Estaba bien crear una historieta negra, con detective atormentado, mujer fatal y el Nueva York de los cincuenta. Sí, prometía, le dijo a Juan Díaz Canales (Madrid, 1972), autor de la idea. Lo que empezaba a complicar las cosas era que se añadiesen referencias históricas a la guerra fría y a la caza de brujas, y lo que seguro que no funcionaría era que los personajes fuesen animales. Que el protagonista fuese un gato de un metro ochenta con sombrero y gabardina era pasarse. Y, sin embargo, funcionó, según recordaba el sábado Guarnido, junto al guionista Díaz Canales, en Gijón, donde participan en la 21ª Semana Negra.

Una exposición en la playa de Poniente recoge una veintena de originales de las aventuras del detective John Blacksad, que así se llama su felino chandleriano. En Francia, donde se publica la edición original, ya se han vendido 600.000 ejemplares entre los tres álbumes editados, Un lugar entre las sombras (historia de venganza), Arctic Nation (racismo en la América profunda) y Alma roja (ambientado durante la caza de brujas). La serie, publicada en España por Norma Editorial, ha sido premiada en Francia, Estados Unidos y España.

Ni Guarnido ni Díaz Canales saben la razón de semejante popularidad. Pero dan algunas claves. La primera son guiones que mezclan referentes de fábulas con códigos de novela negra. "Que los personajes sean animales evoca a fábulas como las de Esopo, es un lenguaje que todo el mundo reconoce: el lobo es malo y el perro, bueno. Así que mezclar eso con el ambiente oscuro de las historias de Hammet y Chandler resulta muy interesante", explica Díaz Canales. La segunda clave radica en el trazo de Guarnido, en su destreza para componer escenas y retratar con minuciosidad los personajes, algo que aprendió durante la década que trabajó para Disney en sus desparecidos estudios de París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de julio de 2008