El comercio se opone a ampliar las aperturas en festivo por la F-1

La consejera de Industria, Belén Juste, propuso ayer ampliar el número de aperturas en festivos por la celebración del Gran Premio de fórmula 1. La idea del Consell consiste en que las tiendas de Valencia puedan abrir el 24 de agosto, día de la carrera, aprovechando la afluencia de los 200.000 turistas que, calculan, visitarán la ciudad. La medida, presentada por Juste en la reunión del Observatorio del Comercio de la Comunidad Valenciana, fue recibida con muy poco entusiasmo por el pequeño y mediano comercio, y también por la asociación que agrupa a las cadenas de supermercados. En el otro extremo se situaron las grandes empresas de distribución, partidarias de una mayor flexibilización de horarios.

En enero, Industria fijó en nueve el número de festivos que podrían abrirse a lo largo de 2008 tras largas negociaciones con el sector. El presidente de la Federación Valenciana de Comercio (Fevalco), Eugenio Soler, subrayó ayer que los pequeños y medianos comerciantes no se oponían a la apertura en el día del Gran Premio, sino a que esta se produzca al margen de esos nueve días acordados. "Eventos en Valencia se están produciendo constantemente. Ampliar ahora lo pactado por la fórmula 1 significaría abrir la puerta ilimitadamente a nuevas aperturas", afirmó.

La directora general de Comercio, Silvia Ordiñaga, convocó una nueva reunión del observatorio a finales de semana para tratar de alcanzar un consenso, y consideró que la apertura del domingo 24 de agosto podría servir para combatir "una cierta atonía del sector", afectado por la crisis económica. La aceptación de la propuesta por parte del mediano y pequeño comercio parece, sin embargo, difícil. "Cuando aceptamos los nueve días, uno más de los que queríamos", recordó Soler, "la consejera se comprometió a mantenerlos toda la legislatura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de julio de 2008.