Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:finanzas personales

Un oasis en la crisis del ladrillo

Los inmobiliarios baten al resto de categorías de fondos

No perder dinero en el mercado más bajista que se ha visto en lustros ya tiene mérito. Pero si además se logra en un sector en clara desaceleración como el del ladrillo, el logro adquiere aún mayor relevancia. Los protagonistas de este aparente contrasentido son los fondos inmobiliarios, que obtienen el mejor comportamiento entre las 21 categorías en las que Inverco divide la inversión colectiva en España. Los nueve fondos inmobiliarios registrados en la CNMV rentan de media un 1,61% desde enero (un 5,09% en los últimos 12 meses).

El precio de la vivienda nueva ha empezado a caer en España y la Sociedad de Tasación prevé que la tendencia se agudice en 2009. Se trata de un escenario que a priori no juega a favor de este tipo de fondos. Sin embargo, la crisis de la vivienda les afecta relativamente. "No somos vendedores de pisos, nuestra actividad principal se centra en el cobro de una mensualidad por el alquiler de los inmuebles. El valor de las casas empieza a caer, pero la demanda de pisos en alquiler se mantiene fuerte", explica Pedro Marazuela, responsable de la gestión del fondo inmobiliario de Ahorro Corporación. El historial de los fondos inmobiliarios señala que se trata de inversiones de baja volatilidad, aptos sobre todo para carteras conservadoras. "Son fondos que tienen una baja correlación con la Bolsa y la renta fija", destaca Marazuela.

No son vendedores de pisos; su actividad se centra en el alquiler

Eso sí, los interesados en este tipo de fondos deben tener en cuenta una serie de factores. En primer lugar, se trata de un producto de inversión a largo plazo puesto que las gestoras deben encontrar inmuebles interesantes y después alquilarlos. Además, su liquidez es menor que la de la mayoría de fondos: los reembolsos suelen tener periodicidad trimestral. Además, la comisión de gestión (suele ser del 3% sobre el patrimonio) es más alta que la media puesto que la gestora tiene un trabajo extra (mantenimiento, cobro de morosos...).

Los fondos invierten en pisos, residencias de la tercera edad, locales comerciales u oficinas. Sin embargo, si quieren beneficiarse de las ventajas fiscales (tributar al 1%) deben invertir al menos la mitad de su patrimonio en vivienda. "Preferimos la vivienda protegida a la nueva. Es un activo en el que es imposible que caiga el precio y que tiene un alto grado de ocupación", concluye Marazuela. Estos fondos gestionan un patrimonio de 8.394 millones de euros y cuentan con 162.100 partícipes. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 2008