Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Nonna Mordiukova, actriz rusa

Figuraba en las enciclopedias del cine como una de las diez mejores del siglo XX

Nonna Mordiukova falleció en el hospital Clínico Central de Moscú el día 6 de julio, a los 82 años. La famosa actriz, considerada una de las mejores de la historia del cine ruso, había sido hospitalizada en marzo debido a una enfermedad que le había afectado el cerebro. Mordiukova había nacido el 25 de noviembre de 1925 en la provincia de Donetsk, hoy Ucrania. Después de diplomarse en el Instituto de Cine, comenzó a trabajar en un teatro, pero saltó a la fama nacional en 1955 gracias a la película de Mijaíl Schweitzer Parientes ajenos.

Nonna Mordiukova participó en más de 60 películas y obtuvo las más altas distinciones soviéticas y rusas. Recibió el Premio Stalin por su actuación en el filme La Joven Guardia, de Serguéi Guerásimov, y también fue distinguida con el Premio Estatal de Rusia y el Nika, el Oscar ruso. Su popularidad en Rusia era enorme y el público la adoraba: hermosa, alta y fuerte, personificaba el ideal de la belleza femenina para el hombre ruso.

A pesar del amor que le profesaban los rusos, Nonna Mordiukova no fue feliz. Se casó con el famoso actor Viacheslav Tíjonov y el matrimonio duró 13 años. Pero hace dos años, en el libro autobiográfico Cosaca, Mordiukova aseguró que Tíjonov nunca la quiso. "Cuando nació nuestro hijo, ni siquiera fue a verme al hospital. El bebé debía cimentar nuestra unión, pero en nuestro apartamento comunitario la mayor parte del tiempo yo veía sólo su espalda, cuando jugaba al ajedrez con mi amiga", escribió. Cuenta que en una ocasión en que ella estaba enferma y se sentía mal, su marido se negó a llamar a la ambulancia, y lo tuvo que hacer su vecina.

Su hijo, Vladímir Tíjonov, que fue actor como su madre y su padre, murió alcoholizado a los 40 años, en 1990. Mordiukova nunca pudo reponerse de esa tragedia.

En Cosaca confiesa que el actor, director y excelente escritor Vasili Shukshín fue su gran amor no compartido. Mordiukova, a la que el consejo de redacción de la enciclopedia británica Who is Who incluyó entre las 10 mejores actrices del siglo XX, fue sepultada en el cementerio moscovita de Kúntsevo y, según su deseo, no hubo discursos en la ceremonia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de julio de 2008