Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La duquesa se pasea con el rey de los congelados

Sarah Ferguson, divorciada hace 12 años de Andrés de Inglaterra, sale con el propietario de Findus

Divorciada desde hace 12 años del príncipe Andrés de Inglaterra, Sarah Ferguson ha reconocido en más de una ocasión que desearía casarse de nuevo, un empeño que su estatus y fuerte carácter no han hecho posible, según sus propias palabras. La prensa le ha atribuido diversos romances pasajeros, pero ahora empieza a tomarse muy en serio la cada día más estrecha relación de la duquesa pelirroja con Geir Frantzen, propietario de un conocido imperio de alimentos congelados: Findus.

Un portavoz de fergie reconoce que la "amistad ha crecido"

Aunque ambos llevan saliendo al menos un año, sólo el pasado domingo accedieron por primera vez a dejarse fotografiar juntos, en actitud tan relajada como cómplice. El escenario elegido fue el Gran Premio de Fórmula 1 de Silverstone, al que acudieron para jalear al vencedor, Lewis Hamilton.

A principios de esa misma semana, la pareja había hecho malabarismos para evitar ser cazada en uno de los restaurantes asiáticos de moda en Londres, ubicado en el exclusivo hotel Dorchester. "Sí, su amistad ha crecido", fue el escueto comunicado emitido por un portavoz de la ex nuera de la reina, ante las persistentes preguntas sobre sus crecientes citas con el empresario noruego, de 40 años. "Nadie tiene nada que ocultar", añadió en tono enigmático.

Soltero de oro, padre de una niña de nueve años fruto de una antigua relación, Geir Frantzen reside en un lujoso dúplex del centro de la capital británica desde que se hizo cargo de la rama de la compañía Findus en Reino Unido.

En los últimos meses ha compartido muchas veladas con Sarah, de 48 años, y sus dos hijas, tanto en el piso que la duquesa utiliza cuando recala en Londres (vive medio año en EE UU ejerciendo de imagen para la compañía Vigilantes de Peso) como en la mansión familiar campestre de Surrey.

Una de las escapadas que la pareja protagonizó el pasado agosto al archipiélago noruego de Lofoten dio pie a un equívoco de cariz familiar: algunos medios relacionaron a Fergie con Torben Frantzen (36 años), hermano menor de Geir, y con el que había coincidido anteriormente en algunas iniciativas benéficas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de julio de 2008