Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición presenta alegaciones a la M-50

La ampliación del tercer anillo de circunvalación de Madrid, la M-50, proyectada por el Gobierno regional de Esperanza Aguirre sigue recibiendo críticas. El plan que defiende la presidenta regional pasa por cerrar el anillo de la autovía, de competencia estatal, por el monte de El Pardo. Para poder evitar la tutela del Ministerio de Fomento, el Ejecutivo regional bautizó este tramo como la M-61.

Ayer el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, gobernado por el PP, cuestionó el plan regional. La concejal de Urbanismo del municipio, Mar Escudero, reconoció que es "consciente" de la preocupación que el proyecto despierta entre sus vecinos. Por eso, la localidad ha presentado alegaciones contra el proyecto de Aguirre.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, también entregó ayer en el registro de la Consejería de Transportes las alegaciones que ha elaborado su grupo. Consideran que la carretera "es antiecológica y peligrosa para el monte de El Pardo". Lucas señaló que para hacer la calzada se tendrán que talar 251 encinas centenarias.

La portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, también cargó contra el plan de Aguirre. Pidió a la presidenta que "desestime de forma definitiva el cierre norte de la M-50 entre Las Rozas y San Sebastián de los Reyes por el gran impacto ambiental y social que conllevaría".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 2008