Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Tricicle busca el grial

Arrancan los ensayos de la versión del grupo de 'Spamalot'

"Rey Arturo, rey Arturo/ es el rey con más futuro". "Si tu vida das por perdida/ no te des a la bebida... Y al final hallarás tu grial". El desternillante musical Spamalot, basado en la película Los caballeros de la mesa cuadrada, de Monty Python, y que ha conseguido un gran éxito en el mundo anglosajón (la obra triunfa en Broadway y el West End), ya suena en castellano. Ayer, con la interpretación de un par de números y el preceptivo ruido de entrechocar de cocos imitando el sonido de los cascos de los caballos, se presentó en Barcelona la versión que dirige Tricicle y produce Filmax Stage y que hace poco más de una semana ha empezado a ensayarse (se estrena el 9 de septiembre en el Victòria, con previas a partir del 26 de agosto).

"Monty Python y Tricicle sumamos", dice el grupo catalán

Jordi Bosch (Arturo), muy feliz cuando ayer le cambiaron la espada de madera de los ensayos por una muy chula, de la utilería de verdad, para las fotos, se entusiasmaba blandiéndola: "¡Excalibur, Excalibur!". Marta Ribera (la Dama del Lago) cantó el hit Find your Grail en camiseta y con una simple copa de cerámica. El bravo y psicópata Sir Lancelot (Fernando Gil), el presumido Sir Galahad (Sergi Albert), el flatulento Sir Belvedere (Josep Maria Gimeno) y el corajudo -a ratos- Sir Robin (Xavi Duch) desfilaron animados por las estupendas cheer-leaders (Laker Girls) de Camelot y el cuerpo de baile todo. Desde una mesa los miraba con una sonrisa dentuda un títere del famoso conejo asesino de la obra.

En total, sin contar al conejo y a la no menos famosa vache volante -la vaca que catapultan los franceses como arma secreta de guerra-, figuran en el reparto ocho actores (encarnando a los protagonistas y a un montón de entrañables secundarios como los caballeros del Ni, Tim el mago y el tenaz Caballero Negro), 12 bailarines y 12 músicos que tocan en directo temas tan estupendos como Always look on the bright side of the life (tomado de La vida de Brian y, por cierto -lo que hay que ver-, la más cantada en los funerales británicos).

"Ha sido difícil adaptar el idioma y algunas referencias culturales", señalaban los miembros de Tricicle, Joan Gracia, Paco Mir y Carles Sans, con camisetas con la inscripción "Spamalot. Barcelona". En concreto, en la versión en castellano se recortará y se tratará de explicar mucho el sarcástico número sobre la influencia de los judíos en Broadway (definitivamente no saldrá la inmensa estrella de David del espectáculo original). En cambio, se mantendrá el gag inicial de la surrealista confusión entre "England" y "Finland" y también la escenografía que remite iconográficamente al Monty Python's Flying Circus.

¿Qué aporta Tricicle a Spamalot? "La sublimación del gag", contestaron. "Metemos más gags dentro, aunque parezca que ya no caben. Nuestro estilo permite eso, vamos a hacer reír aún más. Monty Python y Tricicle sumamos. Dado que no es una franquicia podemos modificar cosas a nuestro gusto, aunque hay alguna cláusula divertida, como la que nos impide cambiar el sexo de los personajes". Los miembros del trío, que se declararon "grandes seguidores, casi estudiosos" de Monty Python, se enfrentan al reto de aumentar su comicidad y repetir el éxito de Spamalot: toda una búsqueda del grial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de julio de 2008