Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leire Pajín encabezará la delegación del PSPV al congreso federal

Se acabó el pulso. La vicepresidenta de la Gestora y secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín, encabezará la delegación de los socialistas valencianos al 33º Congreso federal del PSOE en lugar de Joan Lerma. El propio Lerma zanjó la polémica tras unos días de tanteo al proponer en el mitin celebrado ayer en Valencia con motivo de la Fiesta de la Rosa que la alicantina liderase la delegación.

Al final no hizo falta que los partidarios de Pajín -más del 70% de los 103 delegados- sacaran del bolsillo las firmas recogidas estos días apoyándola. El martes se reunirán los delegados y se votará la propuesta de Lerma.

El alcalde de Elche estará en la mesa del congreso y Puig presidirá comisión

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, que protagonizó junto a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, la fiesta-mitin, agradeció a Lerma "de corazón" su propuesta. "Demuestra generosidad y altura de miras", subrayó Blanco ante 3.000 escasos participantes que aguantaron el tipo a pesar del sol que caía a plomo sobre la explanada del Parque del Oeste.

Blanco incidió una y otra vez en la necesidad de renovación "de caras y proyectos" en el PSPV tras poner en valor que los mejores años de la historia de la federación valenciana fueron los que protagonizó Lerma como presidente de la Generalitat. "Hay que sintonizar con los deseos de avance y de modernización de la sociedad valenciana", agregó Blanco y para ello pidió al partido que abandone los discursos endogámicos y supere el falso debate por un poder que no es el de las urnas. "El poder no se consigue con resignación ni tampoco acomodándose", les dijo Blanco.

Después de tanta franqueza, el dirigente federal anunció que los socialistas valencianos tendrán un gran protagonismo en el congreso federal del próximo fin de semana en Madrid.Ferraz quiere que los socialistas valencianos sean visibles en el cónclave federal. Por eso Blanco dio ayer buena parte de la alineación. El alcalde de Elche, Alejandro Soler, -persona considerada próxima a Pajín- formará parte de la mesa del congreso, el alcalde de Morella y parlamentario autonómico Joaquim Puig presidirá una de las comisiones, y la diputada alicantina Juana Serna será ponente.

Obviamente, Blanco no concretó qué valencianos estarán en la dirección federal del PSOE, pero fuentes del PSPV daban ayer por segura la permanencia de Pajín -en un puesto más relevante que hasta ahora- y la de la secretaria de Economía, Inmaculada Rodríguez-Piñero. Incluso existe la posibilidad de una tercera plaza -dependerá de si la Ejecutiva es reducida o más amplia-, para la que suenan de modo extraoficial los nombres de los diputados nacionales Joan Calabuig o Carmen Montón.

En sus intervenciones, Lerma y Blanco condenaron la moción de censura contra la todavía alcaldesa de Dénia, la socialista Paqui Viciano, que ayer, presente en el mitin, recibió numerosas muestras de solidaridad de sus compañeros de partido. Blanco se tomó el tema como algo personal y avanzó que pedirá al recién elegido presidente del PP, Mariano Rajoy, que empiece a trabajar tras su congreso y ordene al presidente valenciano, Francisco Camps, que paralice la moción de censura de Dénia, presentada, el pasado jueves, por los grupos municipales del PP, Centre Unificat, Gent de Dénia, PSD y un ex concejal socialista. "No es precisamente un ejemplo del cambio que anunciaba el PP el otro día en su congreso", dijo Lerma unos minutos antes.

La vicepresidenta del Gobierno, que cerró el acto, pasó de puntillas por los pormenores del próximo congreso socialista y las cuitas internas, y se concentró en la defensa de la labor del Gobierno. Fernández de la Vega admitió que existen problemas en la economía española, pero, en alusión a las críticas del PP, negó que el Ejecutivo español se haya cruzado de brazos en estos primeros 100 días de legislatura. La número dos mencionó las 47 medidas aprobadas en los últimos tres meses por el Ejecutivo para hacer frente a estos problemas. "A los socialistas les ha tocado muchas veces las vacas flacas, pero nunca le hemos fallado a España y así va a seguir siendo", manifestó.

Fernández de la Vega mencionó las inversiones en infraestructuras -la última de más de 800 millones de euros para el AVE valenciano-, la construcción de viviendas sociales, o las políticas de investigación e innovación.

La vicepresidenta aseguró además que no habrá un referéndum "ilegal" en alusión a la propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe y, a modo de despedida, ironizó acerca de la nueva dirección del PP. "Ahora resulta que Arenas es nuevo en política junto con Montoro, Trillo, Ana Mato o Gallardón. Ya les vale", dijo De la Vega, tras subrayar el desparpajo con el que se ha desprendido el PP de José María Aznar porque "ya no se lleva". Acabados los parlamentos, los asistentes al mitin se disolvieron en busca de buena sombra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de junio de 2008