Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Estilos

Cubra ese coche... con arte

Famosos diseñadores unen motor y moda en un singular proyecto

La revista Intersection, una publicación de "estilo en movimiento" (tal como reza su portada), decidió en su último número llevar al extremo lo que sus fundadores, Dan Ross y Yorgo Tloupas, tenían en mente al crear la publicación: "Conseguir unir movimiento y moda de una manera armónica".

Maison Martin Margiela eligió un tejido de algodón con técnica de 3D

La iniciativa, que consistía en pedir a seis famosas marcas/estudios del mundillo fashion que diseñaran algo -a priori- tan poco elegante como una funda de coche (la que se utiliza para proteger a un vehículo del polvo o el agua), llegó de la mano de Patrice Meignan, director de la franquicia francesa, quien declaró a este periódico en Biarritz que se pretendía "dar una imagen radicalmente diferente del mundo de la moda, algo que pudiera unir ese universo con otras formas de diseño, dando lugar a un objeto totalmente inesperado". Lo de coger una funda no fue algo casual: "Le dimos muchas vueltas y el objeto nos parecía el núcleo perfecto para el proyecto".

El resultado, después de las maratonianas sesiones de fotos con el fotógrafo Grégoire Alexandre en el Studio Zero de París, es uno de los más fascinantes experimentos llevados a cabo en el ámbito de las cuatro ruedas (junto con las recientes colaboraciones de Hermès con Bugatti o la de Lamborghini con Versace) y ha contado en su elaboración con nombres tan conocidos como los de Adam Kimmel, Richard James o Visvim. Estos últimos, convertidos en los últimos tiempos en uno de los sellos de moda más famosos de Japón, utilizan una estructura de patchwork (estilo que también utiliza Kimmel) y una paleta de colores cálidos marca de la casa, mientras que los australianos de Ksubi se inclinan por una caja hermética que no permite intuir la silueta del vehículo. "No les dimos a los creadores unas instrucciones determinadas; simplemente pensamos en mostrar un abanico de posibilidades que saltara de Nueva York a Tokio, o de Berlín a Sidney, pasando por Londres y París". Y de París llega el que, sin duda, es el más atractivo de la media docena de proyectos presentados por Intersection: una creación del siempre impecable estudio Maison Martin Margiela, que, utilizando un algodón especial y con el uso de una técnica 3D ideada para este fin, reproduce una imagen a tamaño real del Alfa Romeo Brera en la propia funda, consiguiendo un efecto que el propio Meignan califica de "increíble": "Cuando lo vimos, nos quedamos con la boca abierta". Tampoco pasa inadvertido el trabajo de los berlineses de Bless, concebido para que la funda se pegue -literalmente- al coche para resaltar su figura, y que incluye fundas especiales para el retrovisor y las ruedas, en un patrón que respira complejidad. Según declaran los propios diseñadores: "Nos hubiera gustado hacerlo con cuero, pero era mucho más complicado trabajar con el tejido". Un proyecto que demuestra que en la era de la personalización, todos tienen derecho a sus 15 minutos de fama. Incluidas las fundas de coche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 2008