16.600 conductores han perdido o están a punto de perder el carné

Tráfico estudia aplazar la ley que eleva la edad para conducir ciclomotores

La Comisión de Seguridad Vial arrancó ayer en el Congreso con un balance de la pasada legislatura y el anuncio de nuevas medidas para la que ahora empieza. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quiso dar un protagonismo especial al carné por puntos, que el 1 de julio cumple dos años. En este tiempo, 724.304 conductores, el 3% del censo de 24 millones de automovilistas, ha perdido algún punto; 7.162 se han quedado sin carné al agotar todo el saldo, y para 9.500 se está tramitando la retirada del permiso. El 42% de las denuncias que llevaban aparejada la resta de puntos fueron por velocidad, y el 12% por usar el móvil (ver gráfico). En julio de 2009, sumarán dos puntos los conductores que hayan mantenido intacto su saldo desde el principio.

Tráfico e Interior se han impuesto como meta que éste sea el quinto año consecutivo de descenso de muertes en carretera. En lo que va de 2008 han fallecido en accidente 1.017 personas -"una cifra espantosa", se lamentó Rubalcaba-, pero que supone una reducción de las muertes en carretera en torno al 20% con respecto a 2007. La reforma del Código Penal, de diciembre, también está cumpliendo su misión: "Hemos acertado en el carácter preventivo de la reforma", señaló el ministro. Y se apoyó en datos: en diciembre se instruyeron 915 diligencias por alcoholemia; en mayo fueron 530; la mitad.

Entre las medidas anunciadas por Rubalcaba se encuentra la eliminación de todos los puntos negros (776), la instalación de guardacarriles seguros, más agentes de Tráfico y un teléfono para la atención a las víctimas de tráfico. Y, sobre todo, enviar a finales de año al Congreso la reforma del procedimiento sancionador para hacerlo más "ágil y eficiente". También habrá más radares: hasta llegar a 2.000. Ahora funcionan 310 de estos dispositivos.

Sobre aplicación de la conducción acompañada de menores, el ministro destacó que se esperará "unos meses" a ver los resultados de otros países que están aplicando esta medida. Pero, sin duda, uno de los anuncios más sorprendentes de su comparecencia fue que se está planteando, ante las peticiones de la Generalitat catalana, los grupos parlamentarios y la industria, el aplicar una moratoria en la ley que debería entrar en vigor el 1 de septiembre y eleva la edad para conducir ciclomotores de 14 a 15 años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS