Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marlaska interroga hoy a dos altos mandos militares por el contrato del Yak-42

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska interrogará a partir de hoy a los cinco altos mandos militares imputados por supuestas irregularidades en la contratación del avión Yak-42, que se estrelló en Trabzon (Turquía) el 26 de mayo de 2003 causando la muerte de 62 militares españoles. Los dos primeros en comparecer, a partir de las diez de la mañana, son el entonces jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Antonio Moreno Barberá, y quien en mayo de 2003 era el jefe del Estado Mayor Conjunto (Jemacon), general de división Juan Luis Ibarreta Manella.

Moreno Barberá era el responsable, como máximo jefe de las Fuerzas Armadas, de las operaciones militares desarrolladas en el exterior (los militares españoles regresaban de su misión en Afganistán). Pese a las quejas sobre el mal estado de los aviones rusos, no revisó ni los contratos ni el estado de las aeronaves. Ibarreta, por su lado, era quien había iniciado los contratos con Namsa (la agencia intermediaria para la OTAN) para el uso de aviones rusos. Pero, pese a las quejas, tampoco canceló lo que ya había firmado en 2002.

La ronda de comparecencias continuará mañana con la del contralmirante José Antonio Martínez Sainz-Rozas, jefe de la división de Operaciones del Estado Mayor Conjunto (Jedivop); el coronel Joaquín Yáñez González, jefe de la Sección Logística de la división de Operaciones del Estado Mayor Conjunto, y el comandante Alfonso Elías Lorenzo Taboada, también adscrito al departamento antedicho. Él fue quien pidió expresamente el Yak-42 para el viaje en que ocurrió el accidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de junio de 2008