El sector librero culpa al préstamo de textos de la crisis de la edición en euskera

Las asociaciones del sector del libro del País Vasco culpan al sistema de préstamo de textos, generalizado este curso en las escuelas públicas de Enseñanza Primaria, del "deterioro de la industria cultural en euskera". La Cámara del Libro de Euskadi, el Gremio de Editores, los gremios de libreros de Vizcaya y Guipúzcoa, la Asociación Vasca de Editores y la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele) difundieron ayer un comunicado conjunto en el que reprochan al tripartito "la pasividad", "la falta de diálogo" y la "inhibición" ante la crisis de la industria cultural en euskera, cuya viabilidad, señalan, queda "seriamente comprometida"con el préstamo de textos que impulsa Educación.

El gremio editorial vasco es el único de España cuya facturación descendió en 2006 (un 2,6% menos que el año anterior), último ejercicio con datos globales disponibles. Los libros de texto no universitarios suponen más del 60% de la facturación total del sector en euskera.

Más de 16.000 alumnos del primer y segundo curso de Primaria (entre seis y ocho años) se incorporaron durante el curso 2007-2008 al proyecto de préstamo de libros de texto, un año después de que una treintena de colegios públicos realizasen una experiencia piloto puesta en marcha por Educación. A esos niños hay que añadir otros 6.000 de entre 9 y 12 años (el resto de los cursos de Primaria), que se incorporaron al sistema de forma experimental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50