Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baltar defiende que la moción de Calvos de Randín es legal

El presidente del PP orensano, José Luis Baltar, terció ayer en la polémica generada a raíz de la moción de censura fracasada que un tránsfuga del PSOE y cuatro ex ediles del PP intentaron presentar en Calvos de Randín. Baltar afirmó que la moción de censura "es legal" y apeló a que "la justicia haga lo que tenga que hacer". Además, repudió la "pasividad" del subdelegado del Gobierno que "sabía lo que iba a pasar" y arremetió contra el alcalde socialista de Calvos de Randín, Aquilino Valencia, por no garantizar la celebración del pleno en el que se habría de consumar su abandono de la alcaldía mediante la operación de transfuguismo.

El dirigente provincial del PP acusó a los socialistas de haberse movilizado para conseguir sus objetivos políticos advirtiendo que "son unos artistas en este tema, para conseguir sus fines boicotean y hacen lo que sea", informa Europa Press. Entre los socialistas "movilizados" en Calvos de Randín el martes, Baltar citó al alcalde de Cortegada, el ex comisario jefe de la Policía Nacional que, según asegura el PSOE, no acudió a ese acto.

Los socialistas reclaman un informe al regidor de Celanova, Antonio Mouriño (PP) sobre la legalidad de que un policía actúe como escolta privado, "tras comprobar in situ" que el agente local Camilo González "actuaba de guardia de seguridad de los tránsfugas". El policía municipal "formaba parte de un grupo de guardas particulares que fueron denunciados por agresiones", sostiene el PSOE.

Mientras tanto, las denuncias presentadas ante la Guardia Civil por las dos partes implicadas en este conflicto han sido enviadas a la unidad de la policía judicial de Xinzo de Limia que instruye la causa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de junio de 2008