Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una intensa tormenta causa inundaciones en la zona rural de Vitoria

Con el recuerdo aún fresco de las inundaciones sufridas en Vizcaya, los pueblos de la zona suroeste de Vitoria vivieron ayer su propia pesadilla. Los bomberos tuvieron que rescatar con lanchas zodiac y todoterrenos a varias personas, sin que nadie sufriera heridas. La fuerte tormenta que cayó sobre Vitoria y sus alrededores hacia las cinco de la tarde provocó el desbordamiento de los arroyos procedentes de los montes de Vitoria que cierran la capital alavesa por el sur. Pero fue la crecida del río Santo Tomás la que afectó a pueblos como Elorriaga, Monasterioguren, Ullibarri de los Olleros y Mendiola, todos ellos situados a escasos kilómetros de la capital y que suman entre todos alrededor de un centenar de habitantes.

Las dotaciones de bomberos tuvieron que efectuar varios rescates en estos pueblos. Quedó cortada la N-104, la antigua N-I, que se utiliza actualmente como salida de Vitoria hacia Pamplona. El alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, visitó las zonas afectadas junto al teniente de alcalde, Juan Carlos Alonso, y varios concejales. Tanto el alcalde como los ediles se mostraron sorprendidos de que una tromba de agua que apenas duró diez minutos hubiera podido provocar la crecida del río Santo Tomás y los daños que causó. Hacia las ocho de la tarde, un portavoz municipal señaló que lo peor había pasado y que se estaba investigando las causas de la crecida.

Sigue la alerta

Vecinos de Elorriaga, una de las localidades más afectadas, se quedaron "perplejos" ante las balsas de agua que se formaron y que anegaron bajos y garajes. "Ha sido todo en un momento. Menudo susto", explicó a este periódico uno de esos vecinos. El Ayuntamiento de Vitoria puso a disposición de las personas que han tenido que ser evacuadas algunas plazas en los hoteles de la ciudad para que pudieran pasar la noche en caso de que lo necesiten.

Por otro lado, el Centro de Coordinación de Emergencias del Gobierno vasco SOS Deiak remitió ayer una nueva previsión meteorológica a los servicios de urgencia en la que informa de que prolonga hasta hoy miércoles la alerta por lluvias intensas. Esta previsión incluye la posibilidad de que en los territorios de Vizcaya y Guipúzcoa se registren precipitaciones que pueden superar en algunos momentos los sesenta litros por metro cuadrado. Con este volumen, el agua puede anegar vías de comunicación, garajes, lonjas y plantas bajas. SOS Deiak ha remitido esta información a las instituciones que tienen competencias en la gestión de los servicios de emergencias y en los de urgencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de junio de 2008