Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La primera gran protesta por la crisis

"No estamos aquí por gusto"

Los camioneros aseguran que el gasóleo se lleva entre el 40% y el 60% de sus ingresos

La jornada comenzó temprano para más de un centenar de transportistas que se reunieron a las 7.30 la localidad madrileña de Collado Villalba. Llegaron a juntarse 110 camiones. Trazaron el plan del día: la mitad recorrería los 36 kilómetros de la A-6 que unen esa localidad con Pozuelo de Alarcón, y otros tantos harían el camino inverso. A esa hora, una enorme cola de camiones taponaba la carretera que llega desde Burgos hasta Madrid.

El resto de los vehículos tenían que pasar por los carriles auxiliares. Algunos hacían sonar su claxon en señal de apoyo a los transportistas. Otros les insultaban. Los camioneros respondían: "¡No es nuestra culpa estar aquí parados, no nos dejan pasar!". Y allí seguían anoche, parados desde el lunes a primera hora de la mañana, sin poder avanzar porque la policía y la Guardia Civil no les permitían continuar lo que iba a ser una marcha por la M-30. El centenar de camioneros de la A-6 sí pudo circular escoltados por la policía Municipal y vigilados en ocasiones por Antidisturbios. Marcharon a 20 kilómetros por hora, con algunas paradas, bloqueando dos carriles de la autovía de entrada a Madrid. Tardaron ocho horas por sentido. Ésta es la historia de cuatro de ellos:

Un centenar de transportistas están parados en la A-1 desde el lunes

Los huelguistas recorrieron la A-6 durante todo el día a 20 por hora

- José Ángel (empresario): "Me he comido 73.000 euros desde marzo". Es uno de los transportistas que están parados desde el lunes a las puertas de Madrid, en la A-1. "La Policía y la Guardia Civil dicen que las órdenes vienen de arriba, pero el caso es que nosotros estamos aquí, sin las provisiones necesarias para pasar varios días, porque sólo nos queríamos manifestar en el lugar donde trabajamos: la carretera". Asegura que cada uno de los nueve camiones que tiene le daban hasta hace unos meses 1.000 euros mensuales limpios. "Hoy intento que no pierdan dinero, porque el gasoil se lleva el 60% de los ingresos". En el mes de marzo vendió dos vehículos que le reportaron 73.000 euros que le iban a servir para saldar deudas. "En tres meses me los he bebido", lamenta.

- José (empresa familiar): "Éramos 24 y hoy sólo quedamos 8". José, casado y con una hija de tres años, ha visto cómo en un año y medio en la empresa de excavaciones que dirige su hermano todo va a menos: "Éramos 24 y ahora somos ocho; teníamos 12 máquinas, y ahora, siete; había cuatro camiones y sólo nos quedan tres, tuvimos que vender uno de ellos". A mediados de 2006, comenzaron a ver las orejas a la crisis: "Gradualmente hemos tenido que ir despidiendo a cuatro conductores, nos queda sólo uno, y nos ha tocado a nosotros ponernos al volante. No estamos aquí por gusto. La crisis estaba cantada, cada vez que alguien se compraba un camión decíamos: 'Pero bueno, adónde va ese".

Para José el principal problema es el gasóleo: "En 2003, lo pagábamos a 57 céntimos y ahora a 1,22 euros". La solución, señala, es que se subvencione el combustible, "como se hace con el gasóleo agrícola, que está a 90 céntimos, o si no se puede hacer directamente, a través de una devolución de impuestos". Al volante de camión, rodando a 20 kilómetros por hora en la A-6, explica que el carburante se lleva el 40% de lo que facturan, que en muchos casos tienen que hacer frente a una letra de 3.000 euros por el vehículo. Un camión de tres ejes, explica, puede generar unos 15.000 euros mensuales, de los que unos 6.000 se van en gasóleo.

José asegura que esto está provocando incluso situaciones que comprometen la seguridad: "Si tienes pérdidas, no metes dinero en mantenimiento; las ruedas, por ejemplo, cuestan 600 euros cada una, y si no ganas las vas dejando". La facturación de la empresa familiar ha caído en cinco años en torno al 40% o 50%. "Tampoco puedes compensarlo trabajando más horas porque, no podemos circular más de nueve diarias, y si te pillan... Estamos apretados en todos los sentidos", se lamenta.

- Juan Antonio (autónomo): "Dos camiones me dan un sueldo de subsistencia". Juan Antonio es el nombre falso -prefiere no revelar el real- de uno de los camioneros que ayer circularon en protesta entre Villalba y Pozuelo. Conduce uno de los dos vehículos que tiene. "Con este me gano un sueldo bajo, de subsistencia", dice. El otro, con un conductor contratado, "pierde dinero si hay algún imprevisto, como una avería o una multa".

Juan Antonio da cifras mientras conduce su camión: "Pagan el porte a unos 85 céntimos por kilómetro. De ésos, alrededor de 50 se van en gasóleo. Y a eso hay que sumarle los gastos de Seguridad Social, el mantenimiento del camión (cambiar todas las ruedas, cosa que hay que hacer al menos una vez al año, me sale por 6.000 euros), la amortización y el conductor. Pues ya me contarás de dónde voy a ganar dinero".

- Raúl (autónomo): "Esta mañana no tenía fondos en la cuenta". "¿Que te cuente cómo me afecta el precio del gasóleo? Pues esta mañana he ido a comprar el desayuno y no tenía fondos en la cuenta; así me afecta", dice Alberto, un camionero autónomo que ayer también estaba retenido en la A-1. "Uno se pasa toda la semana fuera de casa y la mujer no puede trabajar porque no tiene con quien dejar a los niños. Los beneficios son casi inexistentes. A mí me da igual estar aquí parado, porque con el camión en marcha no saco mucho más".

LO QUE PIDE EL SECTOR EN HUELGA

- Las principales asociaciones empresariales que han convocado

la huelga (Fenadismer y Confedetrans, representantes del 20% del sector) aseguran que no quieren "ayudas puntuales, sino medidas para que el sector pueda enfrentarse a la crisis".

- Tarifa mínima. Las principales asociaciones convocantes aseguran

que llevan meses trabajando por debajo de los costes. Piden que se establezca una tarifa mínima que obligue a todos

a trabajar por un precio mínimo, y evitar así competencia desleal.

- Gasóleo profesional. Exigen un "verdadero gasóleo profesional", es decir, con impuestos reducidos, como el del transporte marítimo o aéreo.

- Revisión de tarifas. Que sea obligatorio por Ley revisar las tarifas según las subidas del precio

del petróleo.

- Eliminación del céntimo sanitario. Que las comunidades autónomas que aplican este gravamen por litro de gasolina (de hasta 2,4 céntimos por litro) lo supriman. Se paga en la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, Asturias, Galicia

y Castilla-La Mancha. Su recaudación

se utiliza para financiar la sanidad.

- Medidas de reestructuración. Un paquete de medidas sociales, económicas y fiscales que "beneficien

a autónomos y pymes del sector ante

la actual situación de crisis económica".

- Los convocantes de la huelga consideran que las medidas presentadas por el Gobierno siguen sin garantizar que no se trabaje por debajo de costes.

LO QUE OFRECE EL GOBIERNO

- El Gobierno, tras una semana de negociaciones con el Comité Nacional de Transporte de Mercancías, presentó ayer un documento con 51 medidas económicas, fiscales y sociales.

- Incluye la aprobación de un proyecto de ley sobre el contrato de transporte terrestre. Incluirá la actualización automática del precio pactado en contrato en función de la evolución del precio del gasóleo y fijará la indemnización por paralización de vehículo a la espera de carga.

- Ampliación de las ayudas al abandono de la actividad para mayores de 58 años, para la formación profesional y créditos ICO.

- Aplazamiento de las cuotas a la Seguridad Social hasta 18 meses y la agilización de la devolución del IVA.

- Reducción de las cuotas por accidente y enfermedad laboral a la Seguridad Social de hasta un 4%.

- Reducción del impuesto de actividades económicas (un 50%) y del impuesto de seguros del transporte.

- Estudiarán dejar de restar puntos del carné por aparcar en el carril-bus.

- Se comprometen a defender el gasóleo profesional en la Unión Europea.

- Se elaborará un plan específico (controlado por la Comisión Nacional de la Competencia) para detectar las prácticas de competencia desleal.

- El 80% de los representantes de los transportistas (que no apoyaban la huelga, encabezados por CETM) han aceptado las medidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de junio de 2008

Más información