Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio del petróleo registra una subida histórica y bate otro récord

La debilidad del dólar y la demanda de Asia tiran al alza

Una pequeña tregua seguida del mayor salto en la historia. El precio del petróleo de referencia en Estados Unidos, el Texas, remontó ayer tras unos días de costes más moderados, registrando la mayor subida de la historia en términos absolutos: 11 dólares de incremento en un sólo día. Y además, lo hizo para marcar un nuevo récord. Al cierre del mercado oficial se pagaba a 138,54 dólares el barril (88,04 euros), 10,75 más que el día anterior, tras tocar los 138,8. Pero poco después el mercado siguió tirando al alza y se llegó a los 139,12.

El Brent de referencia en Europa cerró en Londres a 137,2, con una subida de 9,66 dólares, aunque había alcanzado durante la sesión otro récord de 138,12.

El espectacular incremento del precio del crudo, un 44% este año, que los analistas atribuyen a la debilidad del dólar y a la creciente demanda en los países emergentes, sobre todo en Asia, no parece que vaya a moderarse próximamente a tenor de los pronósticos de los expertos. El banco de inversión Morgan Stanley vaticina al respecto que el precio podría alcanzar los 150 dólares hacia el 4 de julio, coincidiendo con la fiesta nacional de la independencia en Estados Unidos y uno de los periodos de mayor movimiento de viajeros, porque la fuerte demanda de crudo los países asiáticos está haciendo que se ralenticen los envíos. "Las exportaciones de Oriente Medio son estables, pero Asia está tomando una porción sin precedentes", señaló el banco en un informe en el que añade que las reservas de crudo en Estados Unidos bajaron en 35 millones de barriles desde marzo.

El galón de diésel (3,8 litros) se vendía ayer a 4,76 dólares, tres céntimos por debajo del récord del pasado 30 de mayo, aunque un 12,3 % más caro que hace un mes. Además del transporte por carretera, la carestía de combustible ha puesto a las aerolíneas de EE UU en la situación más crítica desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. "El sector está en crisis. Su modelo de negocio no funciona con este precio del carburante y la actual capacidad", dijo el presidente de Continental, que anunció el jueves anunció que eliminará 3.000 empleos y retirará 67 aviones para reducir costes.

Para rematar el infernal escenario de ayer, las palabras del ministro de Transportes israelí, Saul Mofaz, sobre un "inevitable" ataque a Irán si sigue con sus planes nucleares contribuyeron a tirar de la demanda e incrementar el nerviosismo en los mercados.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está lista para intervenir para enfriar los precios del crudo. "La OPEP ha dicho con consistencia que está controlando el mercado, y que si existiera alguna necesidad de intervenir, algunos miembros de la organización podrían bombear más petróleo al mercado", declaró ayer el ministro de Petróleo de Nigeria, Odein Ajumogobia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de junio de 2008