Reportaje:

Más monógamas que promiscuas

La mayoría de las españolas han tenido una única pareja sexual - Las jóvenes anticipan el inicio en las relaciones y tienen más compañeros que sus madres

Que los tiempos en que la mujer española debía esperar al matrimonio para tener relaciones sexuales han pasado a la historia, está claro. Que, además, las nuevas generaciones tienen más libertad que sus madres para ejercer su sexualidad sin prejuicios y tener más de una pareja a lo largo de su vida, también. Pero todavía la mayoría de mujeres declara haber tenido una única pareja sexual en su vida. Bien es cierto que el porcentaje de los que han tenido varios compañeros es creciente: entre un 32% y un 35% de las jóvenes que actualmente tienen entre 18 y 35 años ha mantenido relaciones sexuales con dos o cuatro parejas diferentes. Con más de cinco parejas, entre un 6% y un 10%.

Un 14% de las jóvenes están infectadas por el virus del papiloma

Más información

Entre las jóvenes, más de la mitad, el 57%, ha tenido relaciones sexuales con una sola pareja. Un porcentaje significativamente inferior al de sus madres: el 90% de las mujeres entre 56 años y 70 años sólo conoció un varón en toda su vida. En aquella época las parejas homosexuales también eran más complicadas.

Son datos del estudio Afrodita en el que han participado 6.852 mujeres de todas las comunidades (excepto Ceuta y Melilla), que tiene dos objetivos. Por un lado, averiguar las conductas sexuales femeninas. Por otro, evaluar el uso que las españolas hacen de las medidas para prevenir el cáncer de útero. El trabajo ha sido realizado por investigadores del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y del Hospital Clínic de Barcelona, con patrocinio de GlaxoSmithKline.

Las jovenes también empiezan antes las relaciones sexuales que en tiempos pasados. Según el estudio, las chicas entre 18 y 25 años tienen su primer coito a los 18 años, mientras que sus madres empezaron a los 23. El dato coincide con la Encuesta Nacional de Salud y Hábitos Sexuales 2003 elaborada por el Ministerio de Sanidad, que además especifica que las más jovenes de este grupo, entre los 18 y 19 años, inician sus relaciones aún antes, a los 16,6 años.

Los investigadores relacionan el aumento del número de parejas y el descenso en la edad del coito con el hecho de que actualmente el cáncer de útero afecte a más mujeres. "España es un país que se ha caracterizado por tener una baja prevalencia de cáncer de cuello de útero. Sin embargo, los estudios de tendencia de este cáncer demuestran que en los últimos años se ha incrementado su incidencia, lo que iría en paralelo a esta mayor exposición sexual", afirman los autores del estudio, Aureli Torné, ginecólogo y oncólogo del Clínic, y Silvia de Sanjosé, jefa de la Unidad de Infecciones y cáncer del ICO.

Cerca de un 14% de las jóvenes españolas está infectada por el virus del papiloma. "La prevalencia es más alta en chicas más jóvenes porque no han desarrollado una respuesta inmunitaria a la infección", aclara Sanjosé. Cada vez hay más evidencias de que el virus es más virulento durante la juventud. "La respuesta inmunitaria ante el virus es menor porque el cuello de la matriz se está formando y se genera menos moco protector", añade.

La investigadora recomienda comenzar las relaciones sexuales más tarde. Sin embargo, no apoya otras lecturas aún más moralistas. "La abstinencia no es una medida que se deba recomendar porque la sociedad va al ritmo que va, pero lo que sí que podemos prevenir". "Si se toman las medidas de prevención adecuadas, empezar antes las relaciones no debería suponer ningún problema", afirma Torné. "Es necesario utilizar más el preservativo porque previene de muchas enfermedades, aunque la población también debe saber que en el caso del papiloma no previene al 100%, porque el virus se puede encontrar diseminado por toda la región genital", añade Sanjosé.

Y acudir puntualmente a las revisiones ginecológicas para detectar las lesiones precancerígenas causadas por el virus y detener su evolución. Según otro estudio del mismo equipo, menos de la mitad de las mujeres menores de 26 años (un 45%) se ha hecho una citología en los últimos tres años. Entre los 26 y 55 años, un 77%. Y a partir de los 55 años, un 66%. Para Sanjosé, los resultados corroboran que la vacuna debe administrarse entre los 12 y los 14 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 03 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50