Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dueño de Ikea es el europeo más rico

El embiste de la potentada clase empresarial rusa está dando un vuelco al exclusivo ranking de los multimillonarios europeos. Su riqueza no para de crecer. Y una de las víctimas de su avance es Amancio Ortega, el fundador de Inditex, propietario de Zara, que ya no aparece entre los 10 primeros puestos de las listas de los 25 más ricos en el Viejo Continente.

El sueco Ingvar Kamprad, fundador de Ikea, está considerado como la mayor fortuna europea, con 19.000 millones de euros, según la revista Forbes. Una cantidad ingente de dinero que están a punto de igualar el ruso Oleg Deripaskae, el emperador del aluminio, y el alemán Karl Albrecht, propietario de la cadena de supermercados Aldi.

Una de las peculiaridades de la coyuntura económica actual es que la crisis no parece estar afectando a las marcas de lujo, como Louis Vuitton, que siguen vendiendo bolsos como si nada. Ni a su propietario, Bernard Arnault, el cuarto europeo más rico, según Forbes.

El contingente ruso lo completan en lo más alto Roman Abramovich, Alexéi Mordashov y Vladímir Lisin. La mayoría de estos nuevos ricos de la extinguida Unión Soviética viven en Moscú, por eso se incluyen en el grupo europeo. Sus nombres se intercalan junto al alemán Theo Albrecht y la francesa Liliane Bettencourt. Ortega aparece ahora en undécima posición. Es el único español entre los 25 europeos más ricos. El ranking se basa en la lista de las mayores fortunas del planeta publicada en marzo por Forbes, que por primera vez en 13 años lidera el inversor estadounidense Warren Buffett. Hay un total de 298 europeos en ese ranking, de los que 87 son rusos y 18 españoles, entre ellos Rafael del Pino y Alicia Koplowitz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2008