Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall: "No sabía que había una cena del PSC"

El ex presidente ironiza sobre el 30 aniversario del partido

El Prat de Llobregat

Ni fue invitado, ni ganas. El ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall ni se inmutó ante el enésimo desplante del Partit dels Socialistes (PSC), que no le invitó a la cena de homenaje a los militantes que llevan 30 años afiliados al partido, celebrada en la noche del pasado viernes. Pese a ser uno de sus fundadores y llevar el PSC a la presidencia de la Generalitat tras 23 años de pujolismo, la relación entre los socialistas y Maragall ha sido una constante de rifirrafes desde que el ex presidente fue apartado de la reelección en beneficio de José Montilla.

Carme Valls, reelegida presidenta de Ciutadans pel Canvi

Ante el nuevo desaire de los socialistas, Maragall se hizo el sueco: "¿Había una cena del PSC? No lo sabía, ¿qué celebraban?", preguntó irónico el ex presidente, que ayer asistió a la convención nacional de la plataforma Ciutadans pel Canvi. Maragall consideró "normal" no ser invitado a la cena de afiliados, puesto que no milita en el PSC desde octubre. Es más, de ser invitado, el ex presidente "hubiera pensado" su asistencia. No quiere halagos del que fue su partido: "Habrá otras fiestas", le dijo Carme Valls, presidenta de Ciutadans pel Canvi, sugiriendo un posible homenaje de los socialistas. "Creo que llegarán tarde", respondió Maragall.

Los militantes de Ciutadans pel Canvi eligieron a Maragall como miembro de la coordinadora de la plataforma, fundada en 1999 para apoyar su candidatura a la presidencia de la Generalitat. Su tarea consistirá en representar en el órgano directivo a los socios no adscritos a los ámbito sectorial y territorial. La coordinadora, formada por 41 personas, se encarga de definir las líneas estratégicas que debe seguir la plataforma, actualmente coligada con el PSC. "Ya me he retirado de la política, trabajaré como un militante de base", aclaró Maragall. Tan poca importancia dio a su nuevo cargo que ni esperó a ser designado oficialmente ni se dirigió a los militantes tal como estaba previsto. El ex presidente se marchó entre aplausos a almorzar con su familia al Maresme.

La marcha de Maragall no alteró la convención de Ciutadans pel Canvi. Carme Valls fue reelegida presidenta de la plataforma, que desde ayer trabajará en cuatro foros de debate: la participación ciudadana en los municipios, la necesidad de un cambio en la ley electoral, la implantación de una renta básica de ciudadanía en Cataluña y la adopción del federalismo en España, un hito reclamado por Maragall en numerosas ocasiones. "Tenemos ante nosotros un trabajo de reflexión. Debemos incidir en la participación ciudadana y la implicación territorial", afirmó Valls.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de junio de 2008