Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU denuncia "amiguismo" en las ayudas de la Diputación de Lleida

El grupo de CiU en la Diputación de Lleida, actualmente en la oposición, ha denunciado que el equipo de gobierno del ente provincial, formado por ERC y el PSC, "castiga" a los ayuntamientos que no son de ese color político a la hora de conceder las ayudas directas. Los nacionalistas recibieron esa misma acusación en las pasadas legislaturas cuando estaban al frente de la Diputación con mayoría.

Los diputados convergentes Salvador Bordes, Antoni Balasch y Gerard Serra calificaron de "sectaria y partidista" la política que practica el equipo de gobierno a la hora de gestionar los fondos públicos y aseguró que más del 80% de las ayudas directas han sido concedidas a pueblos gobernados por alcaldes afines a ERC o el PSC.

CiU gobierna en 110 municipios de los 231 de la provincia, lo que representa el 48%. En cambio, sólo recibe el 17% de las subvenciones directas que concede la Diputación de Lleida, mientras que el PSC y ERC gobiernan en 108 consistorios, que reciben más del 80% de las ayudas del ente provincial.

De acuerdo con estos datos, que los nacionalistas aseguran que pueden comprobarse en la web de la Diputación, los ayuntamientos de CiU han recibido 174.500 euros, mientras que los del PSC han logrado el 35% de las ayudas, 359.000 euros. Por su parte, ERC, partido del presidente Jaume Gilabert, con el 22% de los ayuntamientos, tiene el 35% de las ayudas, es decir 466.000 euros.

Gilabert se defiende

Como ejemplos concretos citaron los casos de tres ayuntamientos con alcalde republicano: Castell de Mur (Pallars Jussà), que con cuatro subvenciones otorgadas suma más de 22.500 euros; Guissona (Segarra), que ha recibido más de 47.000 euros, y Serós (Segrià), que ha percibido seis subvenciones por un importe de 89.000 euros.

El presidente Gilabert negó ayer la acusación de los diputados de CiU y dijo que a éstos lo que les pasa es que "les traiciona el subconsciente cuando creen que el actual gobierno de la Diputación está actuando de la misma manera que lo hacían ellos". "Creo que se equivocan, a veces quien más habla es quien más tendría que callar. De todas maneras, analizaremos esta cuestión y demostraremos que este gobierno cuando otorga una ayuda no mira el color político del Consistorio. No sé si todo el mundo puede decir lo mismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de junio de 2008