Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uriarte recalca que la misión de la Iglesia es "conciliadora"

El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, se mostró ayer preocupado por la situación actual y el momento que atravesamos y dijo que la sociedad "necesita puentes que unan, no muros que desunan". Esta reflexión la extendió, asimismo, al interior de la Iglesia, sumida en la actualidad a fuertes tensiones internas, de la que alertó que sería grave que, en un tiempo en que las fuerzas centrífugas parecen predominantes, "no supiera cumplir con su misión aglutinadora, conciliadora, pacificadora, nacida de la Eucaristía".

En la homilía que ofreció en la catedral del Buen Pastor con motivo del día del Corpus Christi, el obispo Uriarte se lamentó del contraste que existe entre la fiesta eucarística y la situación que atraviesa nuestra sociedad. Y añadió que constata con tristeza cómo "el mensaje de vida, concordia, mutua comunicación y unidad en la diversidad es contradicho de manera flagrante en nuestros días".

Juan María Uriarte volvió a denunciar la situación de violencia que padece hoy la sociedad española y recordó que no hay agresión más frontal a la Eucaristía que aquella que " amenaza a la vida segándola violentamente y sometiendo a muchos ciudadanos representantes de la voluntad popular y agentes del orden al miedo a perderla".

El obispo dijo también que la existencia de la "incomunicación política interpartidaria e intrapartidaria" tan exitenida hoy es otro factor contrario al espíritu eucarístico. Y añadió que "la búsqueda del bien particular o grupal por encima del bien general", constituye una de las lacras frecuentes en la vida política y social que se recrudece de manera preocupante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de mayo de 2008