Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RAMÓN REÑÓN | Director general adjunto al consejero delegado de Inditex

El impulso mundial

Inditex refuerza su vocación internacional. El vicepresidente y consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, ha culminado esta semana el último reajuste en la estructura del grupo, con el nombramiento de Ramón Reñón como su adjunto y con el reordenamiento de la estructura internacional tanto europea como del resto de áreas geográficas donde Inditex está desarrollando su actividad comercial.

Reñón, de 66 años, es un hombre de la casa en el grupo textil que preside Amancio Ortega. Se incorporó en 1992 y ocupaba hasta esta semana una de las siete direcciones generales que constituyó Pablo Isla cuando llegó a la multinacional, la Dirección General de Expansión. Seguramente es ésta una de las más estratégicas del grupo y una de las directamente encargadas de desarrollar la pauta marcada por Isla de reforzar el crecimiento internacional tanto en la Europa del Este como en Asia, apuestas por las que el grupo gallego se ha inclinado en su último plan estratégico. De hecho, el mapa actual de crecimiento de la compañía en China, Rusia, Europa del Este, o más recientemente en Corea o Ucrania, responde a un trabajo cuyos cimientos deben mucho al departamento dirigido por Reñón. Con esta perspectiva no parece casualidad que ya en la primera comparecencia pública de Isla al frente del grupo textil se hiciera acompañar por el propio Reñón.

Inditex no levanta el pie del acelerador en el desarrollo internacional

Antes de incorporarse al Departamento de Expansión de Inditex, Reñón llevaba trabajando 17 años en el sector inmobiliario en Galicia en diversas empresas de referencia, como Construcciones Martínez Barbeito, de la que fue director gerente, y otra de creación propia, Edibar. También fue pionero de la exploración de nuevas fórmulas comerciales, al dirigir la Sociedad Cuatro Caminos, uno de los primeros experimentos de centro comercial en establecerse con éxito en A Coruña y en Galicia. Goza de prestigio profesional tanto en el sector textil como en el financiero e inmobiliario.

En línea con esta vocación global de la empresa, Isla también ha redefinido la estructura internacional y ha nombrado a Álvaro Cañete, de 45 años, al frente de la organización de Europa, uno de los puestos clave en la estrategia de la compañía, al suponer el 80% de las ventas y mantener crecimientos orgánicos muy importantes en países como Italia o Francia. Al frente de la Dirección de Asia, que, en palabras de Pablo Isla, es "la segunda prioridad estratégica de crecimiento del grupo", se mantiene Iván Barberá, de 37 años. La compañía se ha propuesto crecer en Asia "a más del doble de la media del crecimiento global". El reajuste internacional de Inditex se completa con la designación de Ignacio Alija, de 36 años y hasta ahora director de la filial de Austria, al frente de la organización en el continente americano.

Fuentes de Inditex han señalado que se ha buscado una mezcla de veteranía y juventud, con lo que la empresa pretende "hacer frente a los importantes retos de la expansión internacional de los próximos años". Inditex no piensa levantar el pie del acelerador en sus planes internacionales a pesar de que el consumo vive malos momentos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de mayo de 2008