Moratinos ofrece al PP un decálogo para consensuar la política exterior

Como hizo Felipe González en 1984, cuando optó por mantener a España en la OTAN, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ofreció ayer a las fuerzas políticas -y en particular al PP, primer partido de la oposición- un decálogo para alcanzar un pacto de Estado en política exterior.

Los diez puntos son los siguientes: 1. Ratificar el tratado de Lisboa y pactar las prioridades de la presidencia española de la UE, en 2010. 2. Avanzar hacia una política común europea de inmigración. 3. Destinar el 0,7% del PIB a ayuda al desarrollo. 4. Apoyar la reforma de Naciones Unidas y la modernización de los organismos multilaterales. 5. Contribuir a las operaciones de paz de la ONU e impulsar una política europea de seguridad y defensa. 6. Desarrollar el Proceso de Barcelona, enmarcado en la Unión para el Mediterráneo. 7. Apoyar el proceso de paz en Oriente Próximo y la integración del Magreb y resolver el conflicto del Sahara con un acuerdo entre las partes que respete el derecho de autodeterminación. 8. Consolidar la Comunidad Iberoamericana de Naciones y apoyar el proceso de reformas en Cuba, "a través del respeto mutuo y el diálogo constructivo". 9. Luchar contra el cambio climático. 10. Regular legalmente y potenciar el servicio exterior.

Cita en la Casa Blanca

La oferta fue bien acogida por el PP, con la excepción del punto relativo a Latinoamérica. Su portavoz, Gustavo de Arístegui, exigió al Gobierno un "diálogo crítico, firme y exigente con la dictadura cubana y con regímenes en deriva populista", en alusión al venezolano Chávez.

Pese a la ausencia de EE UU en el decálogo, Moratinos dijo que las relaciones son buenas aunque "el presidente Bush tomara la decisión de no tener ninguna reunión de alto nivel con España"; es decir, con Zapatero. A su juicio, se trata de "una oportunidad perdida", pues "Bush debía haber respetado" la decisión de retirar las tropas españolas de Irak.

Moratinos, que se reunió el lunes en Washington con los asesores de los candidatos a la Casa Blanca, aseguró que "una de las primeras actuaciones" del nuevo presidente de EE UU será reunirse con el jefe de Gobierno español, pues todos los aspirantes están de acuerdo en que la falta de comunicación entre Bush y Zapatero "no se debe repetir".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS