Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de la educación

La Comunidad privatiza aún más las escuelas infantiles

Las guarderías tendrán actividades extra de pago.- Las concesionarias podrán lucrarse con la atención fuera de horario

Gestión privada de centros educativos públicos. A la Comunidad de Madrid parece gustarle este modelo, y quiere seguir profundizando en él, ahora con las escuelas infantiles.

Gestión privada de centros educativos públicos. A la Comunidad de Madrid parece gustarle este modelo, y quiere seguir profundizando en él, ahora con las escuelas infantiles. El Gobierno regional de Esperanza Aguirre permitirá que empresas privadas desarrollen actividades lucrativas en siete de estas escuelas de nueva creación, que fueron construidas con cargo a los presupuestos públicos.

Las empresas no sólo gestionarán la actividad educativa regulada para estas escuelas -10 horas lectivas diarias-, sino que podrán hacer negocio en las mismas fuera del horario escolar, así como en festivos y periodos vacacionales.

Así lo establecen los pliegos de adjudicación de la gestión de estos centros hasta el año 2013, publicados en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid en las últimas semanas. Los concursos se fallarán en los próximos días, una vez que haya finalizado el plazo de presentación de ofertas.

Las escuelas infantiles que seguirán este nuevo modelo están ubicadas en Arroyomolinos, Hoyo de Manzanares, Loeches y los distritos madrileños de Arganzuela, Ciudad Lineal, Hortaleza y Vallecas.Entre las condiciones para adjudicar las escuelas se establece que las empresas podrán desarrollar "actividades complementarias" al funcionamiento propio de la escuela. Esto significa que las adjudicatarias podrán hacer uso de un espacio construido con dinero público y de titularidad pública para una serie de actividades por las que podrán cobrar las cantidades que consideren oportunas y que estarán abiertas también a niños no matriculados en la escuela infantil y a sus familias. En ningún caso se especifica la naturaleza de estas actividades ni los criterios de admisión para participar en las mismas.

Tampoco se expresan en los pliegos de condiciones el número de profesionales ni la titulación que se exige para este tipo de actividades extraescolares, ni se establece limitación alguna respecto al importe que se podrá cobrar por ellas.

Fuentes de la Consejería de Educación reconocen que el nuevo sistema de gestión abre la posibilidad de cobrar por actividades extraescolares, aunque precisaron que, en todo caso, estarán relacionadas con la educación y el cuidado de niños. Con esta decisión se desarrolla la cláusula que introducía el decreto de mínimos de educación infantil aprobado en marzo, en el que se indicaba que estos centros deberían tener un uso "exclusivamente educativo" tan sólo "en horario escolar".

"Una vez abierta la puerta a la obtención de beneficios empresariales fuera de los horarios regulados, la gestión de escuelas infantiles se hace atractiva para las empresas, mientras que la Comunidad reduce al máximo su aportación para la gestión de las mismas", asegura Silvia Guerrero, de la Junta de Portavoces de Escuelas Infantiles y Casas de Niños de la red pública.

El objetivo de la Consejería de Educación es que las nuevas escuelas infantiles tengan un coste mucho menor al actual. Por ello pretenden que los beneficios que obtengan los gestores mediante actividades extraescolares lucrativas hagan posible que los centros se mantengan con una menor aportación de la Comunidad, que se limitará a subvencionar una parte de lo que pagan las familias mensualmente a las empresas privadas.

El viceconsejero de Educación, Jesús Valverde, reconoce que el funcionamiento de estas escuelas dependerá en gran parte "de la gestión que hagan las propias adjudicatarias", aunque quiso dejar claro que en ningún caso habrá un incremento del dinero mensual que pagan las familias. Durante este curso, esas cantidades varían entre los 121 euros y los 444, dependiendo del nivel de renta de los padres.

Por otra parte, el Ayuntamiento de El Álamo privatizará el viernes el colegio público Miguel Ángel Blanco, que pasará a estar gestionado durante los próximos 50 años por la empresa Grupo Educativo. A cambio de hacerse con el centro, la empresa pagará al Ayuntamiento un canon mensual de algo más de 75.300 euros durante los primeros dos años y de 55.000 euros anuales a partir del tercer mes de concesión. En total, la privatización del centro supondrá a las arcas municipales algo más de cuatro millones y medio de euros durante el periodo de 50 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 2008