Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Documentos oficiales contradicen a la Xunta sobre la supuesta agente electoral

La mujer no viajó a cuidar a su hermana, como aseguraron Emigración y el PSOE

María Isabel Blanco Rodríguez, la supuesta agente electoral que, según sus propias palabras y la denuncia del PP, habría viajado a Argentina para realizar campaña por el PSOE con cargo a un programa de viajes de la Xunta, no se desplazó a Buenos Aires para cuidar a su hermana enferma, como explicaron el Gobierno gallego y el partido socialista.

Según la documentación de la Xunta, a la que ha tenido acceso este diario, cuando la Secretaría Xeral de Emigración empezó a tramitar los billetes para Argentina de María Isabel Blanco, este departamento de la Xunta ya sabía que su hermana enferma, María del Carmen Blanco Rodríguez, iba a estar en Galicia durante buena parte de la estancia de María Isabel en Argentina.

De hecho, fue la propia Secretaría Xeral de Emigración -que financió dos pasajes en épocas distintas para las dos hermanas- la que encargó el billete de ida de la supuesta agente desde Santiago hacia Buenos Aires para el 2 de abril de 2007. Pese a que la Xunta justificó el pago de los billetes a María Isabel, emigrante retornada, para que pudiera ocuparse de su hermana María del Carmen, "dependiente de terceros para sus necesidades básicas", esta última llevaba más de dos meses en Vimianzo. Según consta en los expedientes de Emigración, la mujer había viajado a Galicia el 17 de enero de 2007 y no regresó a la capital porteña hasta 16 de abril de ese mismo año.

La documentación oficial también pone en tela de juicio la contratación de la presunta colaboradora del PSOE por parte de la Unión de Viticultores do Castro, una asociación vinculada a Unións Agrarias, que había reclamado a la Xunta tres técnicos especializados: un ingeniero, un abogado y un economista para trabajar en la comarca de Valdeorras. Pese a tener categoría de oficial de primera, María Isabel Blanco fue una de las personas elegidas para el puesto al que se incorporó el 10 de diciembre de 2006. Casi al mismo tiempo, la diputada socialista Marisol Soneira empezó a tramitar ante la Secretaría Xeral de Emigración sus pasajes a Argentina con cargo a un convenio entre la Xunta e Iberia que facilita billetes de avión a coste cero al servicio del Gobierno gallego.

La supuesta agente electoral, María Isabel Blanco, ha denunciado a través del Partido Popular un presunto uso irregular de fondos públicos por parte de la Secretaría Xeral de Emigración a la que acusa de financiar la campaña del PSOE. La propia María Isabel Blanco asegura que se desplazó a Buenos Aires para pedir el voto al candidato socialista en Muxía, Félix Porto, que en las últimas elecciones municipales obtuvo 38 papeletas de Argentina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de mayo de 2008