Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JESÚS FIGUEROA GRANADOS | Director de Recursos Humanos de Telefónica España | nombres propios

Del producto a la persona

Muy conocido ya en el primer grupo de telecomunicaciones español, donde lleva trabajando 24 años, este valenciano de 48 años se enfrenta al reto de gestionar una plantilla de 35.700 empleados de Telefónica España. Desde el departamento de Recursos Humanos sus principales objetivos son perfeccionar el clima laboral existente y administrar ese "bien escaso" en el mundo que se llama talento y "que, aunque en Telefónica abunde, a veces no hemos sido capaces de reconocerlo en determinadas personas y se nos han escapado", confiesa Jesús Figueroa Granados. En el trasfondo, claro está, su misión es conseguir los resultados fijados por la operadora en el territorio nacional, que se centran en satisfacer las necesidades del cliente, con la organización más adecuada y la mejor atención del sector.

Figueroa gestionará un equipo integrado por 35.700 personas

Y de eso sabe mucho este licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y máster por el IESE. Llega a su nuevo cargo después de un periodo en la corporación, donde ha trabajado en estrecha colaboración con Julio Linares, consejero delegado de Telefónica. Y lo que puede aportar a su nuevo equipo es "la visión del negocio o de la línea operativa para complementar la específica de los recursos humanos", señala.

A Figueroa le gusta recordar su etapa al frente de la división de Marketing de la filial nacional a la que ahora vuelve. Entre 2000 y 2005 vivió uno de los momentos más innovadores del sector de telecomunicaciones, "un periodo próximo a la liberalización del mercado, en el que se produjo la entrada en Internet, en el ADSL o el lanzamiento de Imagenio, que suponía nuestra llegada al negocio de la televisión. No habíamos tenido esas habilidades hasta entonces", recuerda. En aquel momento las personas a su cargo eran sólo 1.300.

Empezó en el área comercial de la compañía desde muy abajo, como él mismo admite. Procedente de entidades bancarias, la última Bankinter, donde desempeñaba el puesto de analista de riesgos e inversiones, el nuevo director de Recursos Humanos de Telefónica España desembarcó en la operadora, gestionada entonces (1984) por Luis Solana, para planificar sus inversiones. Posteriormente pasó al área de filiales del grupo industrial hoy desaparecido y, después, a la comercial. También fue director comercial de TPI-Páginas Amarillas.

Para Figueroa, lo más importante ahora es conseguir que todo el mundo trabaje satisfecho, "pues un empleado motivado es el que mejor puede atender a nuestros clientes". Y parece que con la nueva sede social, que agrupa en Madrid a unos 11.000 empleados del grupo, Distrito C, se está mejorando. La última encuesta realizada entre sus trabajadores arroja más que un aprobado en satisfacción. "De cero a cinco, la nota supera el tres y va en aumento respecto a la encuesta de clima laboral del año pasado. Pero no estamos confortables. Hay muchas cosas que mejorar tanto en lo concerniente al espacio físico como a las relaciones humanas", afirma.

Y también hay mucho que mejorar en la conciliación de la vida laboral y personal, en la que es pionera Telefónica; no tanto entre los directivos como Figueroa, que trabaja muchas horas y destina su tiempo libre a pasear con su mujer y sus dos hijos. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008