Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid exige más trasvases pese a oponerse al Tajo-Segura

El Pleno de la Asamblea de Madrid aprobó ayer, con los votos favorables del PP, una proposición no de ley para exigir al Gobierno que trasvase agua a las cuencas deficitarias. Sin embargo, el Gobierno de Esperanza Aguirre se ha opuesto dos veces a la compra de agua que los regantes del Segura pactaron con los de Madrid para trasvasarla a través del acueducto Tajo-Segura.

La coherencia no casa con la guerra del agua. En febrero pasado, la Comunidad de Madrid se opuso a la compra de 31,5 hectómetros cúbicos de agua que los regantes de Alicante y Murcia pactaron con los de Estremera (Madrid). Los regantes de Murcia pagan seis millones de euros por el agua a cambio de que los de Madrid no planten maíz. El resultado es que, en teoría, no se afecta el caudal del Tajo.

Entonces, en la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura, la Comunidad de Madrid, del PP, consideró inadmisible ese mercado del agua. Lo mismo hizo la de Castilla-La Mancha, del PSOE.

La fórmula está amparada en un decreto ley de 2005 y ha sido utilizada por los regantes y por el Ministerio de Medio Ambiente para trasvasar agua del Tajo al Segura. Aunque aquí se considera un trasvase "a todos los efectos", la fórmula es parecida a la que el Gobierno ha utilizado para trasvasar agua del Ebro a Barcelona. Ahí sí ha conseguido el apoyo de todas las comunidades.

Incluso el vicepresidente de Madrid, Ignacio González, pidió tras reunirse con la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, que trasvase agua de las cuencas excedentarias a las deficitarias. Es decir, lo mismo a lo que se opone por escrito cuando se trata de una cuenca, la del Tajo, que le afecta.

"No un parche"

En la moción aprobada ayer, el PP aplaude "la rectificación anunciada por el Gobierno socialista" con el trasvase a Barcelona. Algo que, según el PP, "no debe quedar en un mero parche [...] sino ampliarse a todos aquellos ámbitos territoriales que históricamente sufren escasez de agua".

La Comunidad de Madrid puede tener en breve la ocasión de corroborar esta moción. Las últimas lluvias se notan en los embalses de la cabecera del Tajo, que almacenan 327 hectómetros cúbicos, 53 más que el 22 de abril. Entonces, el Gobierno paralizó el trasvase del agua comprada a Estremera porque había poca agua en los embalses. Anunció que en junio se replantearía la decisión. Y ahí Madrid podrá apoyar el trasvase.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 2008