Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones

"Si tenemos la pelota, les haremos daño"

Xavi apela a jugar sin miedo en su vuelta a Old Trafford a los diez años de su debut europeo

El 16 de septiembre de 1998, el Manchester United y el Barcelona se enfrentaron en la primera jornada de la Liga de Campeones. A los 66 minutos de juego, el entonces técnico azulgrana, Louis van Gaal, ordenó el cambio: Xavi Hernández, un crío, por Giovanni. "Difícil tener mejor escenario para hacer realidad mis sueños", recordaba ayer el volante azulgrana sobre su debut europeo en su vuelta a Old Trafford.

- "Tranquilo, Beckham la falla". "Salí por Gio, pero jugué de cuatro y Cocu pasó a interior", advierte. "Justo cuando iba a entrar, el árbitro pitó falta en la frontal. Cuando iba a tirar Beckham, alguien dijo: 'Tranquilos, que la falla. ¡Pam! Por toda la escuadra: 3-2 y yo a punto de debutar", recuerda. "En la primera jugada, Butt hizo penalti, le expulsaron y marcó Luis Enrique. Empatamos a tres tras ir perdiendo por 2-0". Hasta ahora sólo volvió una vez: "Fue con España. Ganamos con un golazo de Iniesta. En Manchester no he perdido nunca".

- "El día en que los ingleses nos aplaudieron". "En Inglaterra he jugado mucho: en Liverpool, en el campo del Chelsea creo que tres veces, en Leeds...". Le falla la memoria. No jugó en Leeds, donde fue suplente, pero sí lo hizo en Newcastle. Y explica: "Tengo una espina clavada. Van Gaal no me convocó para jugar contra el Arsenal en 1999. Jugaba en Wembley porque tenía el campo en obras. Así que me quedé con las ganas de jugar allí". Por el contrario, el 20 de noviembre de 2001, en su partido número 34 en Europa, ganó por 1-3 al Liverpool en el estadio de Anfield: "Marcamos el tercero tras dar 60 pases". Concretamente, un minuto y siete segundos de rondo, con 53 toques y 29 pases. Xavi dio el definitivo y Overmars no perdonó: "Nos ovacionó The Kop. Inolvidable". Y una sentencia: "En un campo inglés no se debe jugar mal al fútbol".

- "Mi cuarta semifinal". Xavi es el jugador del Barça con más partidos europeos -95, de ellos 79 de la Liga de Campeones- y ha participado en cuatro semifinales de la Copa de Europa. "La primera, contra el Valencia, con Van Gaal, fue un desastre. A los 45 minutos estábamos en la calle: íbamos 1-1 y en el 43 marcó Angulo. Antes del descanso, Mendieta metió el tercero. Terminamos la ida con 4-1". En la segunda semifinal, algo parecido: "Zidane, McManaman y 0-2 en el Camp Nou. Aquel día no jugué. En Madrid, sí. Empatamos". La tercera, ante el Milan, también se decidió en la ida: "Vi el partido con amigos, en casa, lesionado. ¡La que liamos cuando marcó Giuly! La vuelta, en el palco. Lo pasé fatal. Tampoco jugué la final, pero las siento mías".

- "Jugar con estilo y orgullo". "En la ida el empate fue injusto, pero me marché orgulloso de jugar en este equipo. Ése es el único camino que nos llevará a Moscú: jugar de tal manera que al final, pase lo que pase, estemos orgullosos del partido y la afición de nosotros". Lo tiene claro. "Hemos de tener la pelota. Así, les haremos mucho daño". Está listo para sufrir -"son muy buenos"- y vencer: "Podemos. Tengo muchas esperanzas". Se trata, en cualquier caso, de marcar un gol y el Barça sólo ha metido uno en los últimos cinco encuentros. "Fallamos en el último toque. Así de sencillo: el último pase bien dado, el pie bien puesto". Xavi avisa: "¿Éste no es el teatro de los sueños? Pues a soñar. Si jugamos como en la ida, todos a una, pasamos seguro".

- "El único futuro es Moscú". "Este equipo tiene calidad para estar en la final de Moscú. Estoy muy ilusionado. No podemos salir con miedo, nos jugamos demasiado. Ellos son buenos, pero nosotros también. El futuro es Moscú. Es lo único que me importa. En un club como el Barcelona, al final de temporada hay cambios ganes o pierdas. Siempre. Pero no es cosa mía. Por respeto al club y a los seguidores, los jugadores no podemos entrar en eso. Nosotros, a jugar, a ganar y a Moscú. Quiero mi final. En París estaba lesionado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de abril de 2008