Reportaje:

"Allí conocí la cara del fascismo"

Testimonio de un superviviente del campo de concentración de Albatera

"Allí conocí la verdadera cara del fascismo. Durante la guerra, en la trinchera, permanecíamos ajenos a la barbarie franquista". Es el amargo recuerdo de Isidro Palou, un barcelonés de 92 años, testigo directo de los horrores del campo de concentración franquista de Albatera al final de la Guerra Civil. Isidro y otros dos supervivientes más, Ángel Rubio y Cevia Viñuves, asistieron ayer a la jornada de reflexión sobre este campo de concentración convocada por la Comisión Por la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante, Orihuela y Callosa del Segura. Al acto, celebrado en San Isidro, se sumaron 300 personas.

Los representantes de los colectivos demandaron la puesta en marcha de un comité de investigación para documentar con rigor los episodios acaecidos en el campo de Albatera. "Hay que estudiar qué paso de una forma objetiva sobre la base de documentación rigurosa en este campo de concentración", señaló el literato Enrique Cerdán Tato, del colectivo de Alicante. También exigieron la construcción de un centro de investigación y documentación sobre la represión franquista.

El campo de concentración de Albatera, que en realidad se encuentra en el término de San Isidro, se habilitó en abril de 1939 sobre un campo de trabajo impulsado por la II República dos años antes. Aunque la estadística no es muy precisa, se estima que por el recinto pasaron unos 15.000 republicanos. El grueso de los internados fueron los miles de republicanos capturados en el puerto de Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50