El TS ratifica la condena de 500 años a los 11 reos del motín de Fontcalent

La Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) ha confirmado en casi toda su extensión la pena de 545 años que la Audiencia de Alicante impuso 2006 a 11 procesados por el motín en la prisión alicantina de Fontcalent, ocurrido entre el 12 y el 14 de noviembre de 1990 y en el que fue asesinado un recluso argelino.

El primer juicio por estos hechos se celebró en 2002 por el sistema de videoconferencia. El Tribunal Supremo lo anuló por considerar que se habían vulnerado los derechos de los acusados. Éstos declararon desde la prisión de Fontcalent, mientras el tribunal se ubicó en los juzgados de Benalúa. La repetición de la vista se celebró en 2006.

La sentencia del TS solo rebaja ligeramente la condena de cinco de los siete acusados que recurrieron el fallo de la Audiencia, por considerar, tal como habían solicitado sus abogados, que no eran reincidentes en algunos de los delitos. De esta forma, Antonio C.E., el Zorro, y Francisco S.G., el Rojo, ambos condenados a 106 años de prisión por asesinato y detención ilegal, ven reducida la pena en dos años y en diez meses, respectivamente; Vicente G.C, en año y medio su condena de 86 años por detención ilegal y robo con violencia; Miguel Ángel A.Q., en seis meses frente a los 25 y cuatro meses a que había sido condenado por asesinato y robo con violencia; y Juan Carlos B.C, en seis meses su pena de dos años por robo con violencia e intimidación.

La sala absuelve a Antonio C.E, Francisco S.G. y Miguel Ángel A.Q. de la obligación de resarcir en 60.000 euros a los cuatro hermanos del preso argelino. También se absuelve al Estado como responsable civil subsidiario de los pagos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2008.

Lo más visto en...

Top 50